últimoCero
 
Participantes de la ación colectiva `Registro´. Foto: L. Fraile
Participantes de la ación colectiva `Registro´. Foto: L. Fraile

13 mujeres registran su cuerpo en Valladolid

La acción, que fue impulsada el pasado 5 de febrero en Madrid por la artista Yolanda Domínguez, ha tenido repercusión en otras ciudades españolas como Bilbao, Barcelona, Sevilla, Pamplona o Pontevedra
Laura Fraile
Valladolid

"Mujeres, registremos nuestro cuerpo legalmente. Mi cuerpo, ES MIO! #Valladolid". Con este título se convocaba el sábado pasado a través del Facebook a todas aquellas mujeres de Valladolid que quisieran acercarse este miércoles por la mañana hasta el Registro de la Propiedad de la calle Estación para registrar su cuerpo. La idea inicial, que había sido puesta en marcha hacía una semana en Madrid por parte de la artista Yolanda Domínguez, fue emulada en nuestra ciudad para sumar fuerzas contra la reforma de la ley del aborto impulsada por Alberto Ruiz-Gallardón.

La cita se había fijado a las 10 horas de la mañana en las canchas de baloncesto situadas junto a la plaza Colón. Hasta allí se acercaron mujeres como Esther, de 35 años y con dos hijos, quien se había enterado de esta acción a través de la iniciativa Cadena de Favores, de la que forma parte. "Yo tengo dos hijos, pero al igual que las mujeres tenemos derecho a tenerlos creo que debemos tener derecho a no tenerlos", explicaba Esther esta mañana, que reconocía que recientemente había participado también en la marcha convocada por el Tren de la Libertad hasta el Centro Cultural Miguel Delibes. A su lado estaba Sandra, de 27 años, quien se había enterado de esta acción por el periódico, así como Celia, de 67, que decidió acudir a apoyar este acto a pesar de que, como decía entre bromas, ya no tenía edad para abortar.

Entre estas mujeres estaba también Juan Carlos, un abogado que había optado por acudir a la cita para acompañar a las participantes de esta acción. "Hay una laguna legal en el hecho de acudir a registrar tu cuerpo. Es algo que nunca se ha hecho, aunque allí se puede inscribir todo bien que haya tenido origen en la creación humana", explicaba esta mañana desde las canchas de baloncesto.

Pasadas las 10 horas de la mañana llegaría Ana, la responsable de canalizar esta acción en Valladolid. "¿Todas tenéis papel?" fue su primera pregunta. Unos minutos más tarde, todas las mujeres que habían acudido a la cita se reunieron en un banco para cumplimentar los datos solicitados por la hoja que una hora más tarde entregarían en el Registro. En dicha hoja se solicitaba que escribieran su nombre, su domicilio, su N.I.F, su teléfono, la descripción del bien (en este caso, el epígrafe fue cumplimentado con la frase: Conforme el artículo 335 del Código Civil, como bien objeto de creación humana y de carácter especial, solicito el registro de mi cuerpo humano), la titular, su ubicación así como el interés legítimo alegado. Una vez rellenadas todas estas hojas, las participantes emprendieron la marcha hasta el Registro.

A mitad de camino un agente de la policía se acercó al grupo. "¿Habéis comunicado la concentración?", preguntó. "No es una concentración", respondieron ellas. "¿Pero es pro algo, anti algo?", insistía. Una vez aclarado el motivo de dicha reunión, las mujeres continuaron su rumbo. "No hay problema, son sólo 10", transmitiría finalmente el policía a sus compañeros a través de su walkie talkie.

Unos minutos más tarde llegaron al Registro. "¡Vamos, chicas!", las animaba Ana antes de entrar. Una vez dentro, todas fueron entregando su hoja de una en una para que fuera debidamente sellada, así hasta trece veces. "Estas hojas serán tramitadas y en quince días recibirán una contestación sobre si se ha aceptado o no su solicitud", explicaría después uno de los trabajadores, que ya estaba al tanto de esta acción porque la había visto a través de las redes sociales. Hacia las 11 horas de la mañana, una hora más tarde de su inicio, la acción llegó a su fin.

Yolanda Domínguez, la artista que ha sido artífice de esta iniciativa, ha promovido en los últimos años otro tipo de proyectos como `La Reina de las Fiestas´, en el que ésta realizaba una crítica a los concursos populares de belleza, `Fashion Victims´, en donde sepultó a varias mujeres para protestar por los trabajadores esclavizados de las fábricas de ropa de Bangladesh o `Pose Nº5´, una crítica realizada con mucho sentido del humor destinada a poner en evidencia lo ridículas que son las poses que deben protagonizar las modelos de las firmas de alta costura. En otros proyectos, como el de `Esclavas´, Yolanda optó por poner el uso del burka en su punto de mira, mientras que en `Vuelvo en 5 minutos´ su denuncia se dirigió al abuso de la cirugía estética. En definitiva, un buen compendio de acciones que ahora han venido a completarse con este `Registro´.

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta