últimoCero
 
Ana Pérez Cañamares, autora de `Economía de guerra´. Foto: L. Fraile
Ana Pérez Cañamares, autora de `Economía de guerra´. Foto: L. Fraile

Ana Pérez Cañamares apela a la importancia de las luchas colectivas en su `Economía de guerra´

Recién publicado por la editorial Lupercalia, este poemario se presentará este viernes por la tarde en la librería A pie de página
Laura Fraile
Valladolid

"Escribo sobre mí porque yo soy cualquiera", comienza reconociendo esta poeta tinerfeña en su último libro, que es el resultado de cuatro años de trabajo. Durante todo este tiempo nuestro país se ha convertido en un hervidero de luchas desde las que decir no a los recortes, a las privatizaciones o a los desahucios, temas que de una u otra forma van emergiendo en este poemario.

"En este libro recojo parte del espíritu pre 15M, que fue el de la impotencia, la paralización, la queja y la individualidad. Poco a poco voy incluyendo un recorrido paralelo al 15M y a mis experiencias. De esta forma voy yendo hacia una toma de conciencia de la solidaridad y hacia la construcción de un nosotros", aclara Ana. Cada una de las partes de su poemario está precedida por fragmentos del libro `Piloto de guerra´, de Antoine de Saint-Exupéry. "Él se refiere a la Segunda Guerra Mundial, pero yo hablo de la guerra que estamos sufriendo ahora, que es la económica. Ésta también tiene sus víctimas y sus batallas", continúa Cañamares, quien reconoce que los poemas de este libro son el reflejo de una actualidad marcada por sombras (como puede ser la corrupción), pero también por luces (tal y como está demostrando la ciudadanía mediante la toma de las calles).

Por eso, según dice, sus poemas van pasando de la rabia a la esperanza. Los primeros están reunidos en torno al título `La nueva religión´, una parte del libro en la que Ana denuncia a los "pulcros burócratas" y a los bancos que desahucian y en la que ésta comparte todos esos motivos que habrían bastado para hacer una revolución. De repente, entre todos esos versos, una cita de El Roto invita a continuar con la reflexión sobre este descarnado retrato de la realidad actual: "Mi trabajo de economista consiste en hacer que parezca necesario lo intolerable".

`Economía de guerra´ continúa con `Paz de pudridero´. "No conseguía saber si nuestro pecado era haber hecho o no haber hecho nada", reconoce con amargura Cañamares en uno de los poemas de esta parte. Después, en `Estamos en guerra´, Ana se refugia en lo más básico. "Esto era la Crisis: buscar una sonrisa no con alegría sino con desesperación. Guardarla en el pecho como un mendrugo de pan".

LLegado a este punto, su poemario se convierte en un sentido agradecimiento a todas aquellas personas que han perdido el miedo a decir basta. "Parte de estos poemas están dedicados a la gente que ha estado luchando durante todo este tiempo. A la de las mareas, los yayoflautas, a las asambleas de barrio... Son poemas de amor hacia esa gente que ha mantenido la esperanza", asegura Cañamares. "No en el boletín oficial del estado ni en diarios o plazas mayores. No en las novelas ni en los desfiles: la verdad se ve desde el tren cuando entra en la ciudad por la puerta trasera", escribe en `Al servicio de un Dios muerto´.

`Lo que hay que proteger´ se convierte en su refugio, en todo aquello que permite tomar oxígeno. "Esta parte habla de la riqueza personal frente a toda la que nos venden desde fuera. Es la riqueza de lo cotidiano, la que está en las plantas que cuidamos, la que está presente en el amor, en la amistad... Es una reivindicación de lo minúsculo frente a las mayúsculas aplastantes que nos caen encima", asegura. Después, en `A la manera de los ángeles malos´, Ana recupera todo ese amor sin el cual la vida no valdría la pena ser vivida. "Seguir amando cuando el mundo conocido se derrumba, es querer conservar la ventana incluso en la casa sin techo", escribe.

Su poemario finaliza con un epílogo llamado `Hay que ser incendio´. "Milito en el partido de mi intimidad. Mi manifiesto: las conversaciones de los bares. En asambleas de dudas y miradas nos reunimos mis compañeros y yo. Defendemos nuestro programa a golpe de abrazos detenidos", escribe Ana en uno de sus poemas, antes de rendir homenaje a toda esa historia alternativa y no dicha, esa historia valiente, que elige el arma de la palabra, que se niega a permanecer callada.

`Economía de guerra´ comparte este viaje de la rabia a la esperanza con autores como Gsús Bonilla, Antonio Orihuela, María Eloy García, Enrique Falcón, Jorge Riechmann, Santiago Alba Rico o Manuel Vilas. También ofrece una manera de enfrentarse a esa actualidad "que abruma" y que está marcada por unos titulares que "cada día ofrecen una noticia más fuerte que la anterior", como indica Ana, quien asegura que éste es su poemario menos autobiográfico, ya que lo que le interesaba era recoger todas esas situaciones vividas en común.

Cartel: Chapu Valdegrama

La presentación de este libro en Valladolid, que tendrá lugar este viernes a las 20 horas en la librería A pie de página, estará precedida de la intervención de Jorge M. Molinero. Ambos han publicado sus últimos poemarios en Lupercalia, una editorial alicantina impulsada por Ricardo Moreno que durante el 2014 ha incorporado a su colección títulos como `El amor es un revólver cargado por el diablo´, de José G. Cordonié o `Diario de un escritor cobarde´, de Julio César Álvarez. También acaba de publicar `El día después´, de David Refoyo, `La niña y el lobo´, de Amparo Sánchez, `El hombre que mató a Michael Hutchence´, de J. Malone Miller o `Días de ruta´, de Vicente Muñoz Álvarez. Durante los próximos meses este último autor publicará un nuevo libro con Lupercalia llamado `Regresiones´, al que en breve se sumará `El de en medio de los Panero´, de Gsús Bonilla.

Después de la presentación de este viernes en A pie de página Ana participará en una de las sesiones de Susurros a pleno pulmón, que comenzará a las 21:30 horas en el bar El Desierto Rojo. Durante las próximas semanas habrá nuevas oportunidades para asistir a un recital de `Economía de guerra´, ya que el 31 de enero estará en Bilbao, el 6 y 7 de marzo en Zaragoza, el 13 de marzo en Vallecas, del 20 al 22 de marzo en Logroño dentro del festival Voces del Extremo y el 22 de abril en Córdoba.

Blog de Ana Pérez Cañamares

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta