últimoCero
 
Sfhir pintando "Hombre pajaro" en la calle Tejadillo de La Bañeza. Foto: Maii Gonzalez

ArtAeroRap, el festival de arte urbano en el rural leonés

El festival celebró su tercera edición el pasado fin de semana en La Bañeza
Paula Cabrito
La Bañeza

ArtAeroRap es un evento de arte urbano. Muralismo, street art, graffiti, hiphop, arte, dj´s y buen rollo es lo que ofrecemos”. Esta escueta descripción de su página de Facebook ofrece tan solo una visión reducida de todo lo que implica este pequeño festival que se celebró el pasado fin de semana, 15 y 16 de agosto, en La Bañeza, León. En la corta trayectoria de tres años de este festival incipiente ya se ha marcado una prometedora y ambiciosa proyección de futuro.

El festival en su formato actual surgió hace tres años de la idea de Antonio Muelas Marcos. Toño nos cuenta que entre 2002 y 2004 ya existía un festival de graffiti en la localidad llamado Fiesta Jam y organizado desde el Punto de Información Juvenil. Además de artistas del graffiti, había competición de break dance y dj’s. Sin embargo, después de un parón, se dejó de hacer. Lo intentaron retomar otras personas pero no terminó de coger forma. En una reunión de cuatro artistas para pintar un mural en homenaje a un amigo fallecido se propuso volver a organizarlo. 

En la primera edición, organizada aún bajo el título de IV Fiesta Jam, se empezó pintando una calle, y en ella, por primera vez, dos fachadas. Durante toda la tarde hubo conciertos programados. Toño cuenta que “el desfiladero de gente fue brutal” y que consiguieron llamar la atención. Con ello, se ganaron el apoyo del Ayuntamiento que financia el festival. 

En 2014, su segundo año al frente de la organización, adoptaron el nombre de ArtAeroRap, con el que engloban los ámbitos que tienen cabida en el festival: ‘Art’ de arte, ‘Aero’ de aerosoles (con lo que se fabrican los sprays) y ‘Rap’ por la música y cultura hiphop. Cambiaron la zona a pintar, hicieron cuatro fachadas con las que subieron el nivel artístico y añadieron exposiciones. La respuesta en el ambiente del pueblo fue mucho mayor. 

Con cada nueva edición ha ido subiendo el presupuesto y en este año aseguran que han dado “un paso adelante”. Más participantes pintando, mejor calidad de la programación musical, más exposiciones -una de ellas traída del MUSAC-, un concurso de pintura rápida con spray, Sprayxpress, y un taller de graffiti para niños. Unos 60 artistas en total. Para programar todo esto, a la organización de este año se han sumado Antonio Prada Pérez y Cristina Pomareta. 

La base de su idea es dar espacio a las distintas ramas del arte y la cultura urbana, y por ello en un futuro tienen pensado organizar también exhibiciones de break y skate. Se marcan como fines concentrar gente, fomentar el intercambio de ideas e involucrar al público en la calle. También lo ven como una forma de atraer a gente a La Bañeza. “En Astorga tienes la catedral y el palacio de Gaudí, en Ponferrada tienes el castillo y la muralla, en León tienes la muralla, el Barrio Húmedo y la catedral; en La Bañeza, en cuanto a turismo, te pones a pensar y en realidad no hay nada. Si esto continúa unos años, si de diez fachadas llegamos a quince o dieciocho, si conseguimos traer a gente internacional, con la que hemos estado hablando este año, a una población de 10.000 habitantes, yo creo que es algo único, que lo no hay en ningún sitio”, ha explicado Toño.

Es difícil calcular la cantidad de público que ha atraído el festival hasta el momento, dado que es un festival gratuito, pero tienen claro que ha crecido enormemente en estos años y que además es bien acogido por los vecinos. El propio desarrollo del festival se nutre del trabajo colaborativo de artistas, organizadores y asistentes. Toño nos cuenta cómo técnicos de sonido asistentes como público ayudaban durante los conciertos; cómo, además de en el camping gratuito, se acoge a los participantes en casas particulares; cómo la gente del pueblo les ha dejado conectar la luz desde sus casas; o cómo algunas de las comunidades de vecinos de los edificios donde se pintan las fachadas colaboran económicamente para financiar las parrilladas con las que comen los artistas. Con la subvención del ayuntamiento se cubren gastos en materiales (sprays), grúas, escenarios, pero no reciben nada por el trabajo de organización. “Lo hacemos porque nos mola”.

En la larga lista de escritores (artistas del graffiti) de cartel figuran Sfhir, Da2, Naf, Pose, Pinche, Rojo, 2nez, Ler, Poch, Hacken o Gaspar Francés, y en la line-up de conciertos, el bilbaíno Kasper, Doble RC, un grupo beatbox formado por un guitarra y vocalista también de la capital vasca, Dago Rodríguez+Phovia de León, Garolo de Gijón, entre otros.

Se están dando a conocer poco a poco. Desde que el pasado año, han empezado a generar material gráfico, el pasado invierno han abierto una página de Facebook y en los próximos meses tienen proyectado expandirse por más redes sociales. Para la próxima edición quieren programar más actividades, no centrándose únicamente en el graffiti y abriendo la mano a todo el que quiera aportar con más disciplinas artísticas, como obras de teatro o instalaciones, y deportes, como el skate. Les gustaría encontrar patrocinadores que colaboren con este proyecto y que les ayuden a organizar exhibiciones o competiciones de esta disciplina. La única queja del organizador es que en ocasiones hay poca implicación entre los propios artistas locales, aunque siempre participan escritores de La Bañeza. 

No van a cobrar entrada en un futuro, o al menos en un futuro inmediato. “Cobrar entrada ya te lleva a gastar más dinero en cerrar un recinto, contratar seguridad, personal en taquillas, etc. Si cobras, tienes más gastos también.”

Con esta iniciativa de lo que se trata es de “fomentar la vida que hay en los pueblos. Al final hay mucha gente fuera, con carrera; todos a Madrid o a Barcelona, y aquí no hay nada”. 

En Benavente y Santa María del Páramo también organizan concursos, pero ellos prefieren exhibiciones a competiciones y los programas concentrados en un solo día. “Hay 40 ó 50 personas pintando a la vez, de distintos sitios. Hay gente que está empezando a pintar con gente que es su ídolo desde hace diez años.” En relación a otros festivales de la zona, donde ha habido problemas con la policía, quienes pasan por el ArtAeroRap, nos cuentan, quedan muy contentos con la organización y la implicación del pueblo.

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta