últimoCero
 
Miguel Ángel Dionisio y Marisa Tezanos, dos de los autores del libro. Foto: L. Fraile
Miguel Ángel Dionisio y Marisa Tezanos, dos de los autores del libro. Foto: L. Fraile

Clero disidente durante la Segunda República y la guerra civil

La Facultad de Derecho ha servido como escenario este miércoles de la presentación de un libro que recoge la trayectoria de una decena de curas que lucharon contra el franquismo
Laura Fraile
Valladolid

"Fueron los perdedores, los que quedaron en tierra de nadie, los que representaron a esa tercera España sin cabida en ningún lado, ya que su memoria no fue reivindicada por ninguno de los dos bandos". Con estas palabras caracteriza la historiadora madrileña Marisa Tezanos a la decena de curas republicanos cuya biografía ha sido incluida en el libro `Otra Iglesia. Clero disidente durante la Segunda República y la guerra civil´. Esta obra, que ya ha agotado su primera edición, se ha presentado este miércoles en Valladolid durante un acto organizado por el Ateneo Cultural Jesús Pereda y el Colectivo Contra el Olvido.

Firmada por una decena de personas más como Encarnación Barranquero, Miguel Ángel Dionisio, Luis Carlos Gutiérrez, Luisa Marco, Feliciano Montero, Antonio César Moreno, Enrique Orsi y José Ramón Rodríguez, en ella se incluye la biografía de religiosos como Luis López-Dóriga. "Nació en Oviedo. Su padre era aristócrata y su madre era hermana del arzobispo de Granada. En su juventud se relacionó con la intelectualidad progresista, ya que fue amigo de Fernando de los Ríos y de Manuel de Falla. Llegó a ser diputado, cargo desde el que votó a favor del divorcio y de la separación de la Iglesia y el Estado. Acabó siendo excomulgado y viviendo como exiliado en México, donde trabajó en el Colegio de Madrid", explica Marisa, que es la responsable del capítulo dedicado a este religioso.

Según indica, todos los protagonistas de este libro comparten una serie de rasgos: "En su mayoría comenzaron sintiendo una sensibilidad especial hacia los problemas sociales existentes en su tiempo, lo que les llevó paralelamente a sentir una disconformidad y decepción por las soluciones que estaba aportando la Iglesia. Todos ellos derivaron políticamente hacia partidos republicanos que en algún caso estaban muy cercanos al marxismo". En otros casos su disconformidad con la Iglesia vino de su contacto con las ideas regeneracionistas que animaban a introducir cambios en la sociedad española a través de la Educación o de la reivindicación de más libertades, tal y como ocurrió con Tomás Gómez Piñán.

En su caso, éste nació en un pueblo de León, aunque pronto se marchó a Oviedo para estudiar en el Seminario y en la Facultad de Derecho, formación que continuaría en Alemania. En 1930 impartió una conferencia en el Ateneo de Madrid en la que defendió la separación de la Iglesia y el Estado, la libertad de conciencia y un estado secularizado. "Con la proclamación de la II República fue elegido para formar parte de la Comisión Jurídica asesora y él fue uno de los dos sacerdotes que formaron parte de la subcomisión de ayuda para el Anteproyecto de la Constitución. En 1938 se fue a Francia, donde acabó trabajando como asesor al servicio del gobierno franquista", explica Marisa.

"La guerra fue un momento para posicionarse, ya que no cabían posturas intermedias", comenta el profesor de Historia de la Iglesia Miguel Ángel Dionisio, otro de los autores de este libro. Durante los años del conflicto, así como en los años previos, estos religiosos manifestaron su posicionamiento político de múltiples formas. "Había quien hacía conferencias en países como Bélgica, Inglaterra o EE.UU. para apoyar a la República, como fue el caso de Leocadio Lobo. Otros participaban en actos propagandísticos, como el mitin que dio Régulo Martínez en la plaza de toros de Las Ventas junto a la Pasionaria. También hacían folletos que se enviaban a los católicos del extranjero, como el que escribieron con el nombre de Queman, roban y asesinan en tu nombre. Uno de ellos, Cándido Nogueras, se hizo miliciano, lo que provocó que le acabaran llevando a la cárcel de Carmona y le marginaran en una parroquia. Al final acabó en un psiquiátrico", comentan Marisa y Miguel Ángel.

Algunos de ellos fueron condenados a muerte por su postura. Éste es el caso de Régulo Martínez, quien en su juventud se vinculó a la Izquierda Republicana y realizó mítines en compañía de personas como Victoria Kent o Rafael Alberti. "Régulo jugó un papel importante en la creación de los tribunales populares y fue encarcelado en diferentes momentos a lo largo de los años 40, hasta que lo condenaron a muerte. Consiguió salvarse y continuó su lucha hasta el final", explica Miguel Ángel, quien reconoce que la escritura de este libro ha exigido una labor muy cercana a la que realizan los detectives. "Las fuentes son escasas y están dispersas. Hemos consultado principalmente en archivos eclesiásticos, periódicos y relatos autobiográficos", comenta al respecto de esta investigación, que tiene su origen en un proyecto iniciado en el año 2002 en la Universidad de Alcalá llamado `Catolicismo versus secularización. La confrontación de los años 30´.

El libro `Otra Iglesia. Clero disidente durante la Segunda República y la guerra civil´ ha sido publicado por la editorial Trea y durante el próximo mes se presentará en dos nuevas ocasiones: el 14 de abril en Salamanca y el 28 en Granada.

Índice del libro

Introducción

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta