últimoCero
 
Varios obreros echando abajo el inmueble donde se ubico el CSA La Guardería. Foto: R. Adalia.
Varios obreros echando abajo el inmueble donde se ubico el CSA La Guardería. Foto: R. Adalia.

Comienza el derribo del edificio donde se alojaba el CSA La Guardería

L. F. / R. Á.
Valladolid

Sucedía hoy, 6 de febrero, a primera hora de la mañana, cuando varios obreros de la empresa TOCAB echaban abajo la fachada de ladrillo, desprotegida desde el año 2003, situada junto al edificio en el que se alojó del 14 al 28 de noviembre el Centro Social Autogestionado La Guardería.

El proceso de demolición está en marcha, ya es imparable, y tira por tierra no sólo uno más de los proyectos de autogestión frente a los que el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, dejó bien claro su rechazo en la pasada Audiencia Pública celebrada a petición del proyecto de ACERCA, sino además una fachada histórica de la ciudad, situada a escasos metros de la Catedral, que en su día albergó un almacén. Derribo del edificio donde se alojaba el CSA La Guardería. Foto: R. Adalia.

La empresa F. Rivero e Hijos S.L. Construcciones ha pisado el acelerador para hacer de este edificio, situado en la Plaza de la Universidad, un hotel de lujo. Con este objetivo en mente han ordenado a los obreros "acabar con todo", y eso incluye tirar fachadas históricas y todo tipo de muebles estilo art decó que estaban dentro del edificio y que pertenecieron en su momento a sus antiguos moradores.

El inmueble, que fue okupado el pasado 14 de noviembre para hacer de él un Centro Social Autogestionado, fue desalojado a las dos semanas del inicio de la experiencia, desalojo que acabó con varias personas identificadas que actualmente se encuentran a la espera de una sanción. Hasta que llegue la notificación definitiva, los integrantes del Centro Social han organizado una serie de actividades con el objetivo de recaudar dinero con el que poder afrontar los costes de los multados. El fin de semana pasado hubo una serie de conciertos en un centro social de Valladolid y este fin de semana habrá actividades destinadas al público infantil, también orientadas al mismo propósito.

    

     Historia del edificio

Raúl Álvarez, licenciado en Historia, nos cuenta así la historia del edificio. Por lo que sabemos de la excavación arqueológica, la zona ha estado habitada de forma sucesiva desde al menos el siglo XIV hasta el presente. Las excavaciones también lo vinculan con el emplazamiento romano de comienzos del siglo I al que pertenecen los restos del jardín de La Antigua, restos encontrados en el antiguo palacio de los Zúñiga en la Calle Juan Mambrilla (actual Centro Buendía) y en otras zonas de la ciudad.

En la Edad Media la zona tuvo especial importancia por estar en el entorno de la Colegiata de Santa María la Mayor, la iglesia principal de la ciudad y primera sede de la Universidad de Valladolid. La 'Plaza de Santa María', como se la conocía entonces (mantuvo ese nombre hasta el siglo XX), pese a encontrarse cerca del extremo este de la ciudad en aquellos tiempos, era el centro de eventos de gran importancia, además de acoger un mercado en fechas esporádicas. La Plaza Mayor, que comenzó a desarrollarse como 'Plaza del Mercado' hacia finales del periodo medieval, le quitaría cierta importancia a esta 'Plaza de Santa María'.

El plano de Ventura Seco (o Bentura Seco, según donde se lea), de 1738 y el más antiguo que conservamos de la ciudad, muestra una manzana edificada en esa zona con un patio en el centro. Ventura Pérez se tomó la molestia de esbozar "en alzado" las formas de los edificios. Aunque el nivel de detalle es muy bajo, podemos ver con claridad la zona junto a la Catedral, que en aquella época conservaba aún su torre original, 'La Buena Moza'. La actual calle del Cardenal Cos se llamaba en aquel entonces 'Calle' o 'Callejón de la Catedral'. En la época del plano de Ventura Seco no exisitía la cercana calle López Gómez (que no se abrió hasta 1896).

En las excavaciones también se apreciaban restos de otra edificación, probablemente de principios del siglo XIX. Poco más sabemos del edificio hasta 1878. En esa fecha un documento del Archivo Histórico Municipal registra la 'Licencia a Pedro Gago para revocar fachada' - esto es, cubrir el material de construcción con yeso para darle un aspecto uniforme y pintar la fachada-. Por tanto sabemos que en 1878 había en esa esquina un edifico propiedad de Pedro Gago. Lo que parece claro es que no quedó satisfecho con esas "reformas", porque hay otro documento de 1879 en el que se solicita licencia de obras para "construir una casa de su propiedad en la Plaza de Santa María número 1". Por lo que se ve se retrasó bastante la licencia, porque el siguiente documento es de 1882: "Se concede licencia de obras para derribar y construir casa en la Plazuela de Santa María con vuelta a la calle de la Catedral, propiedad de Pedro Gago". El encargado de la obra sería Julián Palacios, maestro de obras, por lo que podemos datar de esa fecha el actual edificio.

En 1950 Evaristo Santaolaya recibió un permiso para abrir una abacería (una especie de ultramarinos donde se vendían vinos y licores) en la calle Cardenal Cos 1, cuya tapia es la que se destruía esta misma mañana. En 1974, este edificio pasó a utilizarse como almacén de envases para frutas y verduras.

Dos años después, en 1976, Magdalena Gómez Gabriel recibiría licencia para abrir una guardería que fue ampliada en 1993 (sería entonces cuando asimilaron el patio de Santaolaya a la guardería). En 1995 la titularidad pasó a sus hijos Elesio Gatón y Juan Gatón con el nombre 'Colegio Santa Catalina S.L.', funcionando durante unos años hasta su cierre a principios del año 2000.

 

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta