últimoCero
 
Jesús Anta, Miguel Ángel Baz y Rafael Valdivieso inauguraron la semana cultural. Foto: L. Fraile
Jesús Anta, Miguel Ángel Baz y Rafael Valdivieso inauguraron la semana cultural. Foto: L. Fraile

Cuarenta años comunicando lo que ocurre en el barrio Belén

Miguel Ángel Baz, Jesús Anta y Rafael Valdivieso participaron este lunes por la tarde en una tertulia celebrada en el local de la asociación vecinal 24 de diciembre en la que reflejaron la aparición de revistas como `Chicos de Belén´o `Belén pide paso´
Laura Fraile
Valladolid

`Biblioteca para todos´, `Cultural Belén´, `Barrio Unido´, `Chicos de Belén´ o `Belén pide paso´. He aquí algunas de las revistas que, desde el año 1977 a la actualidad, han servido como herramienta para compartir todo lo que ha ido ocurriendo en el barrio Belén durante las últimas décadas. Estos cuarenta años de trayectoria fueron analizados en la tarde de este lunes durante la primera cita de la semana cultural de este barrio, que este año ha sido programada bajo el título `Un barrio que cuenta lo que vive´.

"Es muy raro que un barrio tenga este privilegio de poder contar su historia a través de documentos escritos. Por aquel entonces éramos como éramos, lo que ha provocado que ahora seamos lo que somos: un barrio de gente trabajadora y sencilla unida por un proyecto común", comenzó indicando Rafael Valdivieso, que actualmente forma parte de los grupos Belén Joven y Vivir Belén. A continuación este vecino presentó a uno de los primeros párrocos del barrio, Miguel Ángel Baz, que ejerció como coordinador de la revista `Chicos de Belén´ desde su origen en 1977 hasta su último número, que salió publicado en 1982. "Esta revista nació en la parroquia de Belén, pero fue un proyecto totalmente vecinal. En aquella época los chicos que veníamos del pueblo no teníamos nada que hacer, así que nos dedicábamos a hacer cabañas de tomillo, tirar piedras a la vía... Teníamos un ocio que estaba a la deriva, así que tuvimos mucha suerte de poder engancharnos a la propuesta de Miguel Ángel", recordó Rafael ante la treintena de personas que habían acudido a la tertulia.

A continuación este párroco, tomando dos tomos azules en los que había recogido todos los números de la revista `Chicos de Belén´ (en total salieron 35), empezó a explicar cómo se había desarrollado esta iniciativa. "Esta revista pretendía formar al barrio y entretenerlo. Estaba hecha por un grupo de chavales que la escribían con su propia letra. Después añadían dibujos y comics. Todos los números tuvieron un denominador común: el hecho de tener una gran sensibilidad ciudadana en todos los campos", señaló Miguel Ángel.

 

La tertulia sobre medios de comunicación del barrio se hizo en el local de la asociación vecinal. Foto: L. F.

Después repasó algunos de los temas que aparecieron a lo largo de esos seis años. "En uno de los números los chavales escribieron sobre el barrio y las constructoras. En otro hablaron de los deportes que se practicaban en la Campa o de sus problemas de suciedad, aunque también escribieron sobre la escuela y el parvulario o sobre sus vocaciones, ya que había quien decía que quería ser mecánico, motorista, enfermera o ingeniero. También escribían sobre sexualidad, sobre el tren y el paso a nivel, sobre el paro obrero, la colza, las huelgas de profesores o la carestía de la vida", resumió Miguel Ángel. A modo de anécdota, este párroco leyó un pequeño texto en el que los colaboradores de esta publicación aludían a los costes que implicaba este proyecto: "Esta revista nos ha costado 1100 pesetas. Para que se den cuenta de lo que perdemos, hemos sacado 750 pesetas. Esta revista la hacemos los chicos del barrio. Por favor, compren nuestras revistas, son interesantes". "Tenían un marketing delicioso", señaló al respecto de este texto.

Más adelante, Miguel Ángel leyó un fragmento de una entrevista realizada a un vecino del barrio llamado Alfredo Mantecón, que comenzaba de la siguiente manera: "Él es un currante cachondo de unos 30 años, casado y que, según sus declaraciones, busca un barrio mejor y una sociedad más justa". A partir de ahí uno de los chavales que colaboraba en la revista `Chicos de Belén´ le hacía una serie de preguntas como: ¿De dónde viene la clase obrera?, ¿Crees que el obrero está marginado?, ¿Por qué hay jóvenes de 14 o 15 años que están trabajando? o ¿Qué piensas del paro?

Miguel Ángel también se refirió al giro que dio la revista a través de la introducción de textos escritos con máquina de escribir, que coincidieron con el crecimiento de unos chavales que ya no eran aquellos niños de 9 o 10 años sino unos jóvenes que estaban preocupados por encontrar el "porqué de las cosas". Uno de esos jóvenes, que ayer estaba en la tertulia, recordó sus trayectos en la Cirila hasta la calle Industrias para fotocopiar los números de `Chicos de Belén´, los mismos que después venderían casa por casa.

"Esta revista fue un aprendizaje que nos permitió reconocer el barrio e identificarnos con él. A través de ella adquirimos conciencia de barrio y un sentido de compromiso con este lugar. Aprendimos a ser constantes, ya que era una labor semanal. Fue una excelente escuela de ciudadanía", comentó Rafael Valdivieso al respecto de esta revista. A continuación este vecino del barrio recordó los inicios de una nueva publicación a la que llamaron `Biblioteca para todos´, que se estuvo editando desde 1983 a 1989. "En esta revista reflejábamos todo aquello que tiene que ver con el concepto de cultura popular, que puede definirse como todo lo que surgía de la gente sencilla. No era una publicación tan espontánea como `Chicos de Belén´, que era una revista que tenía sus tachaduras y faltas de ortografía, ya que los textos se reelaboraban un poco", recordó Rafael.

Después de que ésta dejara de publicarse, hubo que esperar cinco años para que apareciera una nueva revista: `Belén pide paso´. "En 1994 decidimos retomar la idea, aunque contando con el apoyo de la asociación vecinal y de la refundada asociación La Tapia, que en ese momento empezó a llamarse La Tapia Verde. A través de ella se trabajaban la ecología y el reciclaje, se abordaron temas como los que afectaban a la situación de los márgenes de la Esgueva o los relativos a la oposición radical del ilegal vertedero de Santovenia... En este último caso, recuerdo que hicimos una inauguración paródica del vertedero a la que llevamos unos huevos gigantes, en alusión a los cojonazos del señor Consejero", continuó Rafael.

 

La revista `Belén pide paso´ acaba de sacar su número 50. Foto: L. Fraile

Los problemas de movilidad en el barrio, causados por las obras realizadas en los campus universitarios, el cierre del paso a nivel de la carretera Renedo o el acondicionamiento de los márgenes de la Esgueva, hechos que provocaron un aislamiento urbanístico, llevaron a los vecinos a impulsar la campaña Belén pide paso, nombre que sería usado por la revista que hoy en día se encarga de compartir lo que ocurre en el día a día del barrio. Esta publicación, que con el tiempo pasó de las cuartillas fotocopiadas en papel reciclado de pequeñas dimensiones que permitían su buzoneo al formato de revista en color, acaba de sacar su número 50.

La presentación de este nuevo número corrió a cargo de Jesús Anta, que ejerce como coordinador de esta publicación. "Nuestro barrio ha tenido una presencia pequeña en los medios de comunicación, ya que ha habido etapas en las que nos encontrábamos con apenas tres reseñas al año. Por este motivo este tipo de revistas han sido básicas para escribir la historia del barrio Belén. Normalmente, aunque con excepciones, los medios de comunicación no dan importancia a lo que ocurre en nuestro barrio, salvo cuando viene el alcalde a inaugurar algo. Faltan crónicas del día a día, de todo lo que construye ciudad, porque el alcalde no construye ciudad", empezó indicando Jesús Anta.

Jesús, que lleva viviendo en este barrio desde el año 2003 y que forma parte de la Junta Directiva de su asociación vecinal, aprovechó para mencionar la existencia del libro `Historia del barrio Belén´, una obra publicada en el año 2010, coincidiendo con la celebración del 40 aniversario de la asociación de vecinos 24 de diciembre. Este libro, en el que él asumió la tarea de redacción y en el que también participaron personas como Trinidad Chillón, María Teresa del Pozo, María Vega Velasco, José Luis Santos, así como José Enrique y Rafael Valdivieso, recoge la evolución de este barrio durante las últimas décadas. En este recorrido incorpora el desarrollo paulatino de los asentamientos, así como la aparición de las primeras dotaciones: la línea del autobús, el teléfono, los colegios, el campo de fútbol o el CEAS. Asimismo, en este libro se incluyen aspectos como la vida asociativa de sus vecinos o sus principales reivindicaciones, reflejo de un espíritu combativo que se mantiene en la actualidad.

Mural realizado por Diego del Pozo Barriuso para el barrio.

Jesús Anta cerró su intervención animando a consultar el último número de la revista `Belén pide paso´, en la que se incluyen un homenaje al párroco Feliciano Escudero (recientemente fallecido), un reportaje sobre las revistas realizadas en el barrio a lo largo de estos últimos 40 años, otro sobre el huerto vecinal o reseñas de libros como `El oidor Sancho Velázquez de Cuéllar, fundador del Hospital de Dementes de Valladolid. Su trayectoria en el reinado de los Reyes Católicos´, una obra escrita por una vecina.

A continuación hubo unos minutos para que Gloria Chaves, integrante del grupo de comunicación del barrio, explicara algunas de las herramientas de las que se sirven actualmente para comunicar lo que ocurre en Belén, que en este momento incluyen un blog que se actualiza diariamente, redes sociales como Twitter o Facebook y, por supuesto, la revista `Belén pide paso´, que tiene una periodicidad semestral.

La semana cultural de Belén, que este lunes comenzaba con esta tertulia protagonizada por Miguel Ángel Baz, Jesús Anta y Rafael Valdivieso, continuará hasta el domingo 8 con una serie de actividades como una chocolatada, un foro sobre los medios de comunicación y el movimiento vecinal vallisoletano, talleres y juegos, conciertos de rock y ska, actuaciones de teatro y una paella popular (la programación puede consultarse en el blog de la asociación vecinal 24 de diciembre). Asimismo, el local de la asociación (c/Epifanía 4-6) acogerá durante esta semana una muestra en la que se incluyen buena parte de los ejemplares originales de las revistas `Chicos de Belén´, `Biblioteca para todos´ o `Belén pide paso´.

Noticia relacionada:

El barrio Belén: un lugar acogedor, vivo y cambiante

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta