últimoCero
 
Ricardo Suárez y Cristina R. Vecino, encargados de El Carrusel. Foto: L. Fraile
Ricardo Suárez y Cristina R. Vecino, encargados de El Carrusel. Foto: L. Fraile

Dos fotógrafos de Valladolid unen sus trabajos en El Carrusel

Ricardo Suárez y Cristina R. Vecino han abierto este pequeño espacio en la calle Santo Domingo de Guzmán, un lugar que ya están utilizando para trabajar y para exponer su obra fotográfica
Laura Fraile
Valladolid

Tenían tres opciones: irse, quejarse o montar algo con lo que dar salida a sus inquietudes. Eligieron la tercera opción, y así fue como surgió El Carrusel, una sala especializada en la fotografía. Ellos son Ricardo Suárez y Cristina R. Vecino, dos fotógrafos de Valladolid con varios años de experiencia en diferentes medios de comunicación que han optado por iniciar un nuevo camino con el que poder dar salida a proyectos más personales.

El Carrusel (c/ Santo Domingo de Guzmán 2, esquina con c/ Expósitos) está concebido como un espacio en el que estos dos fotógrafos puedan recibir a sus clientes, pero también como un punto de encuentro en el que exponer (actualmente hay dos exposiciones), asistir a un taller o escuchar una charla. Inaugurado a mediados del pasado mes de diciembre, y con apenas 40 m², El Carrusel viene a suplir una carencia de espacios dedicados a la fotografía, tal y como explican sus dos impulsores.

Una de estas personas es Cristina, Licenciada en Comunicación Audiovisual y con experiencia en fotografía de prensa y vídeo, que ha completado su formación en la Escuela de cine de San Antonio de los Baños de Cuba, donde se especializó en el género documental. "Tengo algunos proyectos pendientes dentro de este género. Uno de ellos es sobre un poblado gitano situado en Casasola de Arión, cerca de Villalar, donde quiero hacer algo sobre una familia de gitanos errantes. El otro proyecto pendiente tiene que ver con un grupo de teatro de Segovia que trabaja con personas con enfermedad mental", explica esta fotógrafa.

La otra parte de este proyecto es Ricardo, que también obtuvo su licenciatura en Comunicación Audiovisual y que ha trabajado como fotoperiodista en medios como la agencia Efe, El Norte de Castilla, el ABC o El Día de Valladolid. Especializado en nuevo documentalismo, desde hace dos años trabaja fundamentalmente en proyectos personales como el del poblado de Casasola de Arión (donde conoció a Cristina) y otro, aún pendiente, que este fotógrafo quiere hacer sobre la periferia de Valladolid.

"Hemos montado esto para tener libertad y autogestionarnos proyectos personales. En Valladolid hacen falta espacios donde exponer. Tenemos la sala de San Benito, pero sólo tiene espacio para artistas consagrados. Para la gente más joven no hay muchas opciones, faltan espacios dedicados exclusivamente a la fotografía", explican Ricardo y Cristina desde una de las zonas de su espacio, destinada a la consulta de libros de esta disciplina artística.

El Carrusel, que actualmente está abierto al público de lunes a viernes de 11 a 14.30 horas y de 17 a 20 horas, aunque también abre los sábados por la mañana, acoge actualmente dos exposiciones de estos dos fotógrafos. La muestra de Cristina se llama `Irreversibles´ y está integrada por una veintena de fotografías. "Son imágenes que representan el movimiento pero desde una forma diferente de ver las cosas. Todas las fotos son de viajes realizados por el norte de España, a raíz de lo que iba viendo cuando miraba por la ventanilla. Son juegos con la luz y con la captura de instantes", explica Cristina, que actualmente está mostrando otro proyecto fotográfico en el bar Morgan.

La exposición de Ricardo, en cambio, está inspirada en las sensaciones que le sugirió la lectura de `Walden´, un ensayo de Henry David Thoreau. "La obra recoge la historia de un hombre que se retiró de la ciudad y que estuvo viviendo en una cabaña durante dos años. Todas las fotografías están inspiradas en lo que me ha sugerido esta lectura, aunque también hay una cierta influencia de algunos fotógrafos norteamericanos como Walker Evans, Shelby Lee Adams o Bill Owens. Aunque no lo parezca, todas están tomadas en lugares cercanos como la Laguna Negra de Soria, los Pirineos o Navarra. También hay una parte de juego en la que he tratado de evocar otros lugares y países", explica Ricardo mientras recorre con la vista las imágenes de una cabaña, un bosque, un caballo o unas casas derruidas. Ambas exposiciones permanecerán en El Carrusel hasta mediados del mes de marzo. Después está previsto incorporar la obra de otros fotógrafos como Víctor Hugo Martín o Miriam Chacón.

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta