últimoCero
 
El superintendente en jefe de la Policía Municipal, Juan López de Haro. Foto: Carlos Arranz
El superintendente en jefe de la Policía Municipal, Juan López de Haro. Foto: Carlos Arranz

El alcalde sigue sin cambiar al superintendente de la Policía siete meses después de que el TSJ rompiera su ‘blindaje’

Javier León había anunciado el relevo para antes de Semana Santa, pero López de Haro sigue ocupando el puesto
últimoCero
Valladolid

El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, todavía no ha sustituido al actual superintendente en jefe de la Policía Municipal, Juan López de Haro, pese a que ya han transcurrido más de siete meses desde que el Tribunal Superior de Justicia declarara ilegal el blindaje normativo que le proporcionó el primer edil para que continuara ocupando el cargo, más allá de los 60 años, sin tener que pasar a segunda actividad.

El fallo, fechado el 8 de octubre de 2013, anuló, gracias al recurso presentado por el Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (SPPME) el acuerdo que se sacó de la manga el alcalde (no hubo negociación con los sindicatos) en el verano de 2012 para permitir que López de Haro continuara ocupando la jefatura de la policía local durante 5 años más.

Los responsables del sindicato que recurrió el acuerdo, entendían que López de Haro, a la vista del fallo, no podía seguir ocupando el cargo de jefe de la policía y que debía pasar a segunda actividad.

Sin embargo, siete meses después, podría parecer que nada ha cambiado, ya que el jefe de los policías sigue siendo, como ha ocurrido en los últimos 24 años, López de Haro, sin que se haya ejecutado aún la sentencia del TSJ.

El propio alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva (que se encuentra ya a punto de ser juzgado por desobedecer a un tribunal en el caso de los áticos del edificio de Caja Duero en la Plaza de Zorrilla donde él mismo reside), anunció meses atrás que el relevo de su hombre de confianza, que llegó a utilizar el Día de la Policía 2013 para despedirse, se produciría antes de Semana Santa. Sin embargo, pese a haber asegurado que ya tiene en mente a los candidatos a sustituirle (cualquiera de los dos intendentes que le siguen en el organigrama policial), no se ha producido el relevo ni nadie ha solicitado la ejecución de la sentencia que impide a López de Haro continuar en el cargo.

Tras este no relevo se oculta una intensa negociación sindical que, por ahora, no ha dado frutos o, al menos, no han trascendido. La sentencia obliga también al Ayuntamiento a elaborar un catálogo de puestos vacantes susceptibles de ser ocupados por policías en segunda actividad y ahora la negociación está centrada, más allá del caso puntual del jefe de la policía, en las mermas salariales que ese pase a segunda actividad puede acarrear no sólo a López de Haro (que ingresa anualmente más dinero que el propio alcalde), sino al resto de agentes que ya han cumplido los 60 años. La discusión que sigue viva es si ese pase a segunda actividad debe llevar aparejado el fin del cobro del plus de peligrosidad y penosidad o no.

Noticias relacionadas:

El TSJ rompe el 'blindaje' del alcalde al superintendente de la Policía Municipal

Los caballos del alcalde se 'recogen' en Tudela  junto a los del superintendente

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta