últimoCero
 
29 de octubre
El polígono del 29 de Octubre, ubicado en el barrio de Pajarillos. Foto: C. Arranz

El Ayuntamiento da luz verde al plan de renovación del 29 de Octubre, que costará 100 millones

El PSOE duda de la viabilidad del proyecto ya que no se aclara si llegará la financiación y se abstendrá en el próximo Pleno
M. de la Fuente
Valladolid

El título de la propuesta de actuación, ‘Profunda renovación urbana y social del polígono 29 de Octubre’, ubicado en el barrio de Pajarillos, ya deja entrever que el proyecto de remodelación de la zona integrada en el barrio de Pajarillos sobrepasa el calificativo de ambicioso: la transformación radical de ese espacio no implica únicamente la modificación urbanística, sino la social y, prácticamente, la ética. De ahí que su presupuesto roce los 100 millones de euros: 98.442.178, exactamente.

Después de varios años de idas y venidas, el Ayuntamiento dará luz verde al proyecto definitivamente en el Pleno que se celebrará el próximo martes, después de haber efectuado las correcciones que el Consejo de Urbanismo le hizo llegar al consejero de Fomento, Antonio Silván,  y que éste remitiera al Consistorio vallisoletano.

En un momento en el que la liquidez brilla por su ausencia y en el que la financiación, que llegaría de manos de la Junta de Castilla y León, del Estado y de los beneficios que la propia remodelación conlleve al aumentar la edificabilidad, ha levantado las dudas del Grupo Municipal Socialista, quien ha adelantado que se abstendrá en el próximo Pleno mientras no se clarifique si ese dinero llegará o no.

UN PROBLEMA SOCIAL

De la propia propuesta se extrae que el principal problema del llamado Polígono 29 de octubre es más social que urbanístico. De hecho, tal y como apunta la justificación de la propuesta, este espacio “se encuentra en la existencia de un conjunto de circunstancias sociales y urbanísticas que hacen de esta zona idónea para acometer las obras precisas para su renovación urbana”, entre las que destacan “la marginalidad y la exclusión social”.

En el lugar confluye un alto porcentaje de ciudadanos de etnia gitana, que siempre ha caminado peligrosamente hacia su conversión en un gueto, y la llegada de en los últimos años de un gran número de inmigrantes. Se trata de una de las barriadas más humildes de Valladolid, con pocos ingresos por familia e inestables, además de las altas tasas de paro que han caracterizado a esta zona, tal y como se desprende de la propuesta.

Además, a todo esto se suma “la marginalidad que existe debido a la venta y consumo de droga que se produce no sólo en las inmediaciones del Polígono, sino también en las propias viviendas”. De hecho, esta zona fue punto de llegada de los inquilinos del antiguo Poblado de La Esperanza, un punto antes crucial en el narcotráfico vallisoletano.

Precisamente cuando se cumplen 10 años de la primera movilización ciudadana en contra de la compra-venta de drogas en el barrio de Pajarillos y de la constitución de la ‘Coordinadora contra el narcotráfico’ y tras casi 600 manifestaciones y concentraciones, la agrupación ha anunciado que deja por el momento de salir a la calle, aunque no descarta volver si el tráfico de drogas repunta en la zona.

BARRIADA EN MAL ESTADO

Las condiciones sociales en las que habitan gran parte de los ciudadanos del 29 de Octubre concuerdan con el estado de los edificios, que presentan, en su mayoría, “patologías generalizadas de humedades por capilaridad, problemas de saneamiento y cubiertas en mal estado”. Apenas son accesibles, no cuentan con ascensores o rampas, y no existen los garajes. Es, por tanto, “un área muy vulnerable, en proceso de degradación física con patologías que inciden sobre la habitabilidad de prácticamente todas las viviendas”.

Junto a ello, los grandes espacios de uso común existentes entre edificios, también muy numerosos, producen un “efecto negativo”, ya que “todos los espacios libres son muy similares tanto en tamaño como en forma, sin especialización de uso y se encuentran en malas condiciones ambientales”.

PROPUESTA URBANÍSTICA

El nuevo espacio urbano “de referencia” que se pretende crear, con las calles Cigüeña y Villabáñez como ejes clave, es la edificación de 95 bloques que integrarán 570 viviendas. Para ello, se tendrán que demoler las existentes y a los propietarios de las actuales, a quienes se les expropiará y se les entregará una nueva con los mismos metros. Las demoliciones y construcciones se harán por fases, por lo que los vecinos no tendrán que abandonar sus casas mientras les levantan la nueva.

Uno de los objetivos es equiparar la densidad urbanística del 29 de Octubre al resto de Pajarillos, por lo que habrá una remodelación de los espacios libres y la altura de los bloques se elevará hasta la quinta planta, también para relacionar equilibradamente la anchura del vial y la propia altura (20 metros ambos).

DINAMIZACIÓN E INTEGRACIÓN

La intención del Ayuntamiento es, prácticamente, cambiar la barriada por otra nueva. No sólo físicamente, sino el mismísimo funcionamiento social y económico de ésta. Integración laboral de las minorías étnicas, fomento del autoempleo, creación de empresas para dinamizar la economía y el comercio de la zona… son algunos de los conceptos que se desprenden de las políticas que se quieren aplicar y que no pueden salir adelante sin la implicación de los propios vecinos del 29 de Octubre.

“El consenso y participación de las fuerzas sociales de la zona es un requisito imprescindible para el desarrollo del proyecto”, dice la propuesta. La intención es fomentar la participación ciudadana, la integración y la inclusión social, bien sea a través de estudios de empleabilidad y planes de formación o iniciativas para la protección social de las personas más vulnerables, como los ancianos o las personas con discapacidad.

Otro de los objetivos es “facilitar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres” y, también, mejorar la seguridad ciudadana. Estos asuntos están relacionados, ya que el texto incide en que es la mujer la que sufre un alto porcentaje de esa violencia. A ello pretenden contribuir la reordenación urbana y el impulso a la participación del sexo femenino en la toma de decisiones.

¿SERÁ REALMENTE VIABLE?

Todo este cúmulo de buenas intenciones que en teoría transformarían radicalmente un barrio humilde y con arraigados problemas sociales y de delincuencia en una zona mucho más integrada en la ciudad, aunque vaya a tener el beneplácito del Pleno, el PSOE no ve tan segura su puesta en marcha.

La actuación costaría cerca de los 100 millones de euros, de los cuales aproximadamente 30 los pondría el Estado y la misma cantidad procedería de la Junta de Castilla y León, ha informado Javier Izquierdo, portavoz del Grupo Municipal Socialista. Éste ha anunciado a últimoCero que su agrupación se abstendrá en el Pleno del martes, ya que los concejales que la integran no ven nada claro que la financiación llegue.

“O hay claridad sobre la financiación o no perdamos el tiempo en mover papeles para generar unas expectativas a la gente que no sabemos si quiera si se van a cumplir”, ha manifestado Izquierdo. “Se van a construir más viviendas para generar una plusvalía mayor que permita, en teoría, costear la operación para que salgan las cuentas, sumado a unas subvenciones muy importantes de las administraciones. Pero eso es mucho dinero”, ha añadido.

El propio portavoz de los socialistas en el Ayuntamiento recuerda los antecedentes, cuando el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, se reunió en 2010 con los vecinos de Pajarillos. “Les contó un cronograma de plazos y les dijo que en mayo de 2011 estarían las obras en marcha. Estamos en febrero de 2013 y no hay nada de nada y ni siquiera se ha aprobado la modificación del PGOU”, ha explicado.

Pero, si no hay dinero y la financiación de Estado y Junta no ha aparecido aún, ¿qué significará tener un proyecto aprobado sin liquidez? “Se podrá hacer lo que dice el plan que se pueda hacer, pero nada más”, ha apuntado Izquierdo, que puede derivar en “la suspensión de licencias para todo lo que suponga rehabilitación de edificios o si alguien quiere poner ascensores, porque no estaría acorde con la nueva legislación”.

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta