últimoCero
 
Rosa Martínez, una de las directoras de `La sombra del fracking´. Foto: Laura Fraile
Rosa Martínez, una de las directoras de `La sombra del fracking´. Foto: Laura Fraile

El ciclo de cine al aire libre de La Victoria proyectará este martes `La sombra del fracking´

El documental desvela las consecuencias del uso de esta técnica para extraer gas
L. Fraile
Valladolid

Contaminación de las aguas de los ríos o de las que se usan para el consumo humano y del ganado, de lo que se derivan riesgos de sufrir cáncer y a lo que se suma el aumento de posibilidades de que se produzcan terremotos. Éstos son sólo algunos de los problemas asociados y ya ocasionados por la implantación del fracking o fracturación hidráulica, una técnica de extracción de gas altamente extendida en los EEUU y que en los últimos años ha llegado a Europa con la intención de implantarse en varios países, entre los que se encuentra España. De hecho, regiones como Cantabria, País Vasco o Castilla y León ya han sido tentados con esta técnica, de la que aún queda mucho por conocer.

Este oscurantismo ha sido uno de los motivos que ha llevado a los vallisoletanos Rosa Martínez y Daniel Amo a grabar el documental `La sombra del fracking´, un trabajo que se proyectará este martes a partir de las 22 horas de la noche en el ciclo de cine al aire libre del barrio de La Victoria, que está teniendo lugar en la plaza de la Solidaridad. En él se incluye información sobre esta técnica, que implica la perforación de terrenos a una gran profundidad y la inyección de agua con productos muy contaminantes, de lo que se derivan consecuencias que perjudican seriamente el medio ambiente y la salud.

Según afirma Rosa, su interés en este tema se produjo tras haber visto en un festival de cine de Roma `Gasland´, un trabajo dirigido por Josh Fox que estuvo nominado como mejor película documental en los Oscar del año 2010. “El documental cuenta la historia de un hombre que siempre ha vivido en una granja cerca del río y al que un día le llega una carta en la que le ofrecen dinero a cambio de permitir que perforen en su territorio. Es entonces cuando decide ver de qué se trata y cuando, a modo de road movie, coge su coche y una cámara para ir contando el proceso desde que se produce la extracción del gas a las consecuencias y los problemas ocasionados por la contaminación de las aguas. Uno de los momentos más llamativos del documental sucede cuando éste acerca un mechero al agua del grifo y sale una llamarada”, explica Rosa, una de las directoras de `La sombra del fracking´.

Fue a partir de ese documental cuando ella y Daniel empezaron a investigar sobre esta técnica, que poco a poco fue derivando en material para su trabajo audiovisual. “Queríamos contar una historia con honestidad divulgando lo que es y lo que está pasando con el fracking en España en zonas como Cantabria o Álava, donde nacieron las primeras movilizaciones y donde se crearon las primeras plataformas, así como en lugares como Burgos. Vimos que había municipios que no estaban informados de esta técnica, hasta el punto de que algunas personas nos acabaron pidiendo el documental para ponérselo a sus alcaldes y lograr así que éstos supieran de qué va el fracking. Ante todo es un documental muy divulgativo en el que queríamos explicar qué es y qué riesgos plantea para el medio ambiente y la salud humana”, añade Rosa.

Caratula de `La sombra del fracking´.

Carátula de `La sombra del fracking´.

Para ello se sirvieron de datos obtenidos de estudios del Parlamento Europeo así como de investigaciones realizadas en EEUU y recogidas por periódicos como The New York Times. “Era una forma de explicar lo que podría acabar pasando aquí”, apunta Rosa. A estos materiales los acompañaron de entrevistas a personas como Luis Oviedo, integrante de Ecologistas en Acción de Burgos, Andrés Illana, de la Plataforma contra el fracking de Álava, Jokin Garmilla, locutor de la emisora de radio Valdivielso o José Ignacio Santidrián, cirujano oncológico del Hospital Universitario de Cruces.

Según afirma Rosa, también intentaron obtener información de las empresas asociadas al desarrollo de esta técnica, entre las que se encuentran la estadounidense BNK Petroleum y su filial Trofagas o la Asociación de Hidrocarburos de Euskadi, esta última de carácter público, aunque no pudieron contactar con ellas. “Muchas veces no había ni siquiera un contacto, un correo o un teléfono en su página. Estaban desaparecidas. Sólo después de que saliera el documental han empezado a asomarse”, apunta. Sin embargo, sí conocen el documental. “En el caso de Shale Gas España, una plataforma de empresas privadas que están promoviendo los permisos para desarrollar el fracking en España, han incluido en su dossier de prensa unas hojas informativas en las que desmitifican el trabajo de Gasland y de La sombra del fracking. Hay un interés en que no se oiga una voz en contra de esta técnica y en desprestigiarla”, añade. Tampoco hubo mucha suerte con la administración. “Nos pusimos en contacto con la Junta de Castilla y León, pero ésta no nos proporcionó datos más allá de lo que ya reflejaban en el BOE”, continúa.

Aun así, sus directores siguieron adelante con su propósito de sacar a la luz la situación en torno a este tema. El documental, que desde el primer momento ha contado con una licencia libre para su exhibición y que está colgado en Internet, parte del valle de Sedano para ir narrando lo ocurrido anteriormente en localidades norteamericanas como Oklahoma, Colorado o Wyoming, donde sólo en el año 2010 se abrieron 14.000 nuevos pozos a unas profundidades de 2000 a 3000 metros para extraer gas, usándose para ello millones de litros de agua con diferentes productos químicos altamente contaminantes y cuyas consecuencias ya se han dejado notar tanto en el medio ambiente como en la salud humana y animal. Durante el documental se alude también a la prohibición y moratorias en el uso de esta técnica en lugares como Francia, Bulgaria, Sudáfrica o Nueva York, al tiempo que se documenta su implantación en España y las consecuencias previstas. Tras la proyección de este martes está prevista la realización de un debate en el que Rosa estará acompañada de Inma González Burguillo, integrante de Ecologistas en Acción.

El documental, realizado el año pasado y financiado por sus directores, se ha proyectado ya en festivales como el Festival de cine de Uruguay o el Festival de cine con licencia libre de Carabanchel, así como en un ciclo de cine documental de la Universidad de Valladolid. Este trabajo se incluye dentro de la asociación de video documentalistas DocMiradas, una iniciativa promovida por Rosa Martínez y Daniel Amo. “Con ello queremos contar historias de nuestro entorno más cercano, que nos parecen interesantes y que reciben poca atención, pero que merecen ser conocidas. Ahora estamos trabajando en otro proyecto sobre el amianto, para lo que hemos entrevistado a varios antiguos trabajadores de una fábrica de Uralita de Valladolid, ya desmantelada. El amianto, una sustancia cancerígena prohibida en España en el año 2002, produce un cáncer específico llamado mesotelioma que ha provocado la muerte de un centenar de ex trabajadores. Con este documental queremos hacer visible una realidad ignorada y de la que no se han pedido responsabilidades a empresas ni políticos”, concluye Rosa.

NOTICIA RELACIONADA:

Ciclo de cine al aire libre de La Victoria

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta