últimoCero
 
José Manuel Ramos e Isabel Belinchón, dos de los conferenciantes de este curso. Foto: L. F.
José Manuel Ramos e Isabel Belinchón, dos de los conferenciantes de este curso. Foto: L. F.

Experiencias de trabajo en un hospital rural de Etiopía

José Manuel Ramos, Isabel Belinchón y Marta Enjuto intervinieron este sábado por la mañana en el primer módulo del `Curso de Salud y Desarrollo Humano´ para compartir sus experiencias en el continente africano dentro del ámbito sanitario
Laura Fraile
Valladolid

A lo largo de esta mañana de sábado, estos tres profesionales ofrecieron a la treintena de estudiantes reunidos en el Edificio de Ciencias de la Salud una serie de charlas sobre el tratamiento de personas afectadas por quemaduras, incidiendo especialmente en su trabajo en un hospital rural de Etiopía, en el que vienen colaborando desde el año 2005 a través de la ONGD Anawim. La primera persona en intervenir fue José Manuel Ramos, un doctor del Hospital General de Alicante especializado en enfermedades infecciosas que ejerce como coordinador del proyecto realizado por esta ONGD en el hospital de Gambo. "Este centro tiene 150 camas. En él se trabajan programas sobre la tuberculosis y el control de la lepra, la prevención del SIDA, la malnutrición o la atención prenatal. Allí se hacen en torno a 32.000 consultas al año. Nosotros damos apoyo a los médicos de allí, ofreciéndoles también una formación continuada", explicaba José esta mañana desde una de las aulas del Edificio de Ciencias de la Salud.

José Manuel apoyó su intervención con un recorrido fotográfico por las instalaciones de este hospital etíope, que comenzó siendo una leprosería, aunque con el paso del tiempo fue acogiendo a personas con tuberculosis y SIDA, hasta convertirse en un hospital general de distrito. En el aula se encontraban una treintena de jóvenes del ámbito sanitario, un grupo que a primera hora de la mañana ya había tenido ocasión de conocer el Programa de quemados de este centro a través de las explicaciones de José Manuel. "La piel es el órgano más extenso de las personas. Las quemaduras son una de las primeras causas de las enfermedades de los países con bajos recursos. De hecho, el 90% se producen en países de renta baja o media. Se producen en torno a 11 millones de quemaduras anuales, con mayor preferencia en el caso de las mujeres. Las producidas en la zona de la preparación de la comida llegan al 80%. Los principales factores de riesgo en esta situación son la baja renta, el hacinamiento, el bajo nivel educativo, el desempleo o el hecho de cocinar a nivel del suelo", exponía José Manuel, al tiempo que mostraba numerosas imágenes de personas que habían sufrido quemaduras y que habían sido tratadas en este hospital de Etiopía.

Durante la mañana de este sábado también intervinieron Isabel Belinchón, dermatóloga del Hospital General Universitario de Alicante, así como Marta Enjuto, Delegada de Valladolid de la ONGD Anawim y una de las coordinadoras de este curso. En su caso, ésta aprovechó su experiencia sobre el terreno, que la ha llevado a colaborar en proyectos en Cuba, Guinea Bissau, Nicaragua o Etiopía, para trasladar su visión de cómo hay que trabajar en la realización de un proyecto de cooperación. De acuerdo con este tema, Marta expuso los puntos que hay que tener en cuenta a la hora de presentar un proyecto a un organismo oficial para su implantación en un país en el que se quiera iniciar un trabajo de cooperación. "Un proyecto de este tipo debe tener en cuenta aspectos como la política sanitaria del país, las infraestructuras de las que dispone, el apoyo local, los horarios o el trabajo realizado por las contrapartes", explicaba Marta a las personas reunidas en el aula. Durante su intervención, ésta hizo un especial hincapié en la necesidad de acudir a estos países con una actitud abierta a trabajar de manera conjunta y horizontal con el personal autóctono que ya está trabajando allí, dejando a un lado una concepción errónea de la cooperación que tiende a poner un valor mayor en la persona venida de fuera. A lo largo de esta última hora de la mañana, Marta también tuvo ocasión de compartir el trabajo que desde Anawim vienen realizando desde hace varios años en Guinea Bissau, país en el que realizan campañas de oftalmología para operar a la gente de cataratas.

Este curso de Salud y Desarrollo Humano comenzó este jueves con un apartado centrado en la salud global, tema para el que se contó con la intervención del microbiólogo Juan Antonio Cuadros, que actualmente trabaja en el Hospital Príncipe de Asturias de la localidad madrileña de Alcalá de Henares. Juan Antonio centró su conferencia en un recorrido por las principales enfermedades infecciosas que se abordan desde la medicina tropical, como pueden ser la lepra, la malaria, la tuberculosis o el cólera, todas ellas presentes en países con rentas bajas. Este recorrido estuvo representado por un análisis de los factores de riesgo que llevan a su padecimiento, factores entre los que éste citó la malnutrición, la práctica de sexo sin seguridad, la falta de agua potable o los problemas de alcantarillado.

Otro de los aspectos abordados por Juan Antonio se refirió a la investigación, momento en el que éste expuso los motivos que llevan a investigar o no ciertas enfermedades. Llegado este punto, este microbiólogo compartió algunos datos muy reveladores: "El 47% de las investigaciones en salud global se hacen desde la industria farmacéutica. En EE.UU. el 70% de los ensayos clínicos se hacen a partir de la financiación privada y se centran especialmente en enfermedades cardiovasculares o metabólicas. Un paquete con cuatro fármacos ayudaría a controlar siete enfermedades que afectan a 500 millones de africanos", indicaba Juan antes de hablar de otras cuestiones como los aspectos éticos que deben acompañar a toda investigación médica. "Los ensayos clínicos están desplazándose a una escala global. Un tercio de los estudios norteamericanos se hacen fuera de los EE.UU., especialmente en lugares como Rusia o el este europeo. Esto les supone un gran ahorro económico y les permite tener una mayor capacidad de reclutamiento. Todo esto genera una serie de problemas científicos, como la falta de homogeneidad en los ensayos o el escaso conocimiento de los centros y los investigadores, así como problemas éticos", afirmaba Juan Antonio a modo de conclusión de su intervención.

Aunque el primer módulo de este curso finalizaba este sábado por la mañana con las intervenciones de José Manuel Ramos, Isabel Belinchón y Marta Enjuto, aún existe la oportunidad de inscribirse en la segunda parte, que se desarrollará entre el 17 y el 19 de octubre. En esta ocasión, se abordarán cuestiones como la relación entre la salud y la soberanía alimentaria, la atención a la salud de las personas inmigrantes en España, los vínculos entre la cooperación al desarrollo y la salud, el expolio de cerebros en este ámbito, la perspectiva de género en la salud, el papel jugado por los agentes comunitarios o la corrupción y la mercantilización de la salud. Las inscripciones para este segundo módulo tienen un precio de 60 euros y deben efectuarse en el Centro Buendía (calle Juan Mambrilla 14).

NOTICIA RELACIONADA:

Hablando claro sobre las enfermedades tropicales y olvidadas (y sobre por qué se olvidan)

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta