últimoCero
 
El investigador uruguayo Eduardo Gudynas. Foto: L. Fraile
El investigador uruguayo Eduardo Gudynas. Foto: L. Fraile

Extractivismo en América Latina

Eduardo Gudynas protagonizó este miércoles la segunda sesión del curso `Mama Yaku, la defensa del agua´, una iniciativa organizada por Entrepueblos que cuenta con el apoyo del Fondo de Cooperación de la UVa
Laura Fraile
Valladolid

Llegó a España este martes y, en las dos próximas semanas, tiene previsto visitar ciudades como Madrid, Bilbao, Barcelona, Sevilla y Granada para impartir sucesivas conferencias sobre los impactos del extractivismo en América Latina. El investigador uruguayo Eduardo Gudynas, que se identifica más con la etiqueta de militante que con la de académico, acudió ayer a la sala de conferencias del edificio Rector Tejerina para aproximarse a este tema desde una perspectiva crítica y documentada a través de décadas de trabajo de campo y estudio.

Primera aclaración. Aunque el uso del término extractivismo es relativamente reciente (según Gudynas, empezó a emplearse hace 50 o 60 años), sus prácticas se remontan al siglo XV. Concretamente, a 1492, año en el que Cristóbal Colón conquistó América. "Uno de los principales motivos de la conquista fue su obsesión por el oro", comentaba ayer Eduardo Gudynas, que actualmente ejerce como investigador en el Centro Latinoamericano de Ecología Social (CLAES) de Uruguay y como colaborador en publicaciones como el semanario Voces, el diario Página Siete de Bolivia, el portal Plan V de Ecuador o el diario Uno de Perú.

Eduardo apoyó su charla con varias imágenes de minas que ocupan miles de hectáreas, tales como la mina de hierro de Carajás de Brasil (que es una de las más grandes del mundo que operan a cielo abierto), la de cobre de don Mario de Bolivia o la de carbón de Cerrejón (Colombia). Una vez mostrados estos tres ejemplos de extractivismo, Eduardo propuso una clasificación basándose en dos criterios: el volumen e intensidad de las extracciones (bajo, medio o alto) y el destino de los recursos (local, nacional o para la exportación).

Este investigador uruguayo, que a finales del año pasado publicó un libro llamado `Extractivismos´ en el que alude a las dimensiones económicas, políticas y ambientales de este tipo de prácticas, se refirió a Brasil como el país más "extractivista" de América del Sur. "Su extracción de minerales triplica a la del resto de los países. Principalmente extrae hierro, una producción que fue impulsada por el gobierno de Lula da Silva, aunque ahora también se encuentra entre los mayores exportadores de soja", explicó este miércoles Eduardo Gudynas.

Eduardo diferenció entre la primera generación extractivista (que aún no usaba maquinaria y se ubicó en el periodo colonial), la segunda (en la que ya se empleaban fertilizantes y medios de transporte como el ferrocarril), la tercera (vinculada a la megaminería, la extracción de petróleo a grandes profundidades y los monocultivos) y la cuarta (asociada al gas de esquisto y el fracking).

Gudynas, que dedica una parte de su trabajo a acompañar a sindicatos, federaciones indígenas, organizaciones campesinas, ambientalistas y de defensa de los Derechos Humanos en su lucha contra estas prácticas, también dedicó una parte importante de su charla a destacar los impactos del extractivismo. "En el medio ambiente genera la contaminación del suelo, el agua y el aire. También produce la invasión de los territorios de las comunidades campesinas e indígenas, así como la destrucción de las economías locales, ya que éstas acaban siendo reemplazadas por grandes empresas petroleras y mineras", denunció este militante uruguayo.

Gudynas culpabilizó de este tipo de prácticas tanto a los gobiernos conservadores como a los progresistas. A modo de ejemplo, citó la mina boliviana de Huanuni, de carácter estatal y dependiente del gobierno de Evo Morales. "Su apego a una cierta idea de desarrollo provoca que no vean otra salida que ser extractivistas", comentó Eduardo, quien también se refirió a la huella ecológica que genera la extracción de minerales como el hierro o el oro y a los efectos de las concesiones de territorios a las empresas petroleras, lo que ha acabado provocando que un 75% del territorio peruano se haya cedido tanto a estas empresas como a las mineras.

Red de relaciones de las empresas extractivistas.

Durante la parte final de su charla, Eduardo Gudynas se detuvo en los "efectos derrame" provocados por el extractivismo en el conjunto de la sociedad. A nivel territorial destacó los cambios en el rol de los municipios o la pérdida de competencias. Desde un punto de vista social, aludió a la imposición de las prácticas extractivistas y a la consecuente subordinación de los saberes locales y tradicionales de las comunidades. También habló de la violencia generada, en este caso a través de la violación de Derechos Humanos, el asesinato a líderes comunitarios a través de sicarios (como está sucediendo en países como Perú, Colombia o Brasil) y la represión policial. Gudynas terminó aludiendo a la corrupción asociada al extractivismo, canalizada a través de prácticas vinculadas con el secretismo, la financiación oculta de partidos políticos o el tejido de una intensa red de relaciones entre las empresas y los gobiernos locales, la Justicia, la policía y la prensa.

El curso `Mama Yaku, la defensa del agua. Extractivismos y luchas de las mujeres en la defensa del territorio´, que se inauguró el pasado 17 de febrero con una conferencia de Yayo Herrero sobre ecofeminismos, continuará el jueves 3 de marzo. Ese día se proyectará a las 19 horas de la tarde en el Aula Mergelina de la Facultad de Derecho `Hija de la laguna´, un documental dirigido por el cineasta limeño Ernesto Cabellos. Este largometraje, que pudo verse en la pasada edición de la Seminci, narra la lucha de la joven campesina Nélida Ayay frente a Yanacocha, una corporación minera dedicada a la extracción de oro que actualmente es la más grande de toda Sudamérica. Nélida estará presente durante la proyección para participar en el debate.

Noticias relacionadas:

Yayo Herrero inaugurará unas jornadas sobre la defensa del agua

60 SEMINCI: `Hija de la laguna´: cuando un pueblo se une para luchar frente a la industria extractiva

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta