últimoCero
 
Brindis del 'Bautismo de recuerdo' a Fernando del Val en la Casa de Zorrilla. Foto: César Revenga
Brindis del 'Bautismo de recuerdo' a Fernando del Val en la Casa de Zorrilla. Foto: César Revenga

Fernando del Val recibe el 'Bautismo de Recuerdo' en la Casa de Zorrilla de Valladolid

Tomás Guillén explicó los orígenes de la pasión del poeta por la escritura
últimoCero
Valladolid

El poeta vallisoletano Fernando del Val recibió ayer el “Bautismo de Recuerdo” en la Casa de Zorrilla de Valladolid. El acto comenzó, en la sala Narciso Alonso Cortés de la Casa de Zorrilla, con la entrevista que Ángela Hernández, directora de la Casa Zorrilla de Valladolid, le hizo a Fernando del Val.

En la entrevista Fernando de Val explicó que, tras la publicación en 2005 de su poemario Amanecer en Damasco, la trilogía de Nueva York formada por Orfeo en Nueva York, Lenguas de hielo y Regreso al Metropolitan, fue escrita durante una estancia de tres meses que tuvo en Nueva York. Preguntado por sus proyectos de futuro, anunció que en la actualidad tiene varios poemarios preparados para ser publicados. Respecto de la utilización del mundo clásico en su poesía afirmó que la presencia del mundo clásico, al que tiene un gran amor y respeto, no lo ha coartado como poeta ni como escritor. Respecto de su proceso de creación manifestó que defiende la poesía no como el fruto de un trabajo intelectual, programado y artesanal, sino como el fruto que mana y sale a la luz como brota de la pluma del poeta, y que en él el aspecto formal es fundamental porque no es posible el arte fuera de la forma.

Fernando del Val en la Casa de Zorrilla. Foto: últimoCero

Como en ocasiones pasadas, el acto tuvo tres padrinos, que presidieron la mesa desde el comienzo del acto. Charo Alonso Vergaz, Fermín Herrero y Paco Alcántara, sus padrinos, explicaron brevemente la relación que tienen con Fernando, la admiración que le profesan como escritor y poeta, y leyeron una selección de poemas del poemario de Fernando del Val titulado Orfeo en Nueva York. Fermín Herrero calificó a Fernando del Val como un poeta de raza. Charo Alonso subrayó que Fernando es una persona cariñosa, que inspira paz, y que ella lo conoció desde siempre como una gran lector de filosofía, ensayo y, sobre todo, de poesía. Paco Alcántara subrayó que el periodismo ha perdido a un gran periodista por culpa de los medios de información y que la poesía de Fernando debe ser leída hacia dentro, porque obliga a pensar a quien la lee.

Hubo un cuarto padrino, secreto, sentado entre el público, Tomás Guillén Vera, que fue presentado por Paco Alcántara como una sorpresa para el poeta homenajeado. Tomás Guillén, su profesor de ética y filosofía durante la E.S.O. y el bachillerato y amigo de Fernando, explicó los orígenes de la pasión de Fernando del Val por la escritura y, en particular por la poesía, una pasión que nació en la adolescencia, momento en el que Fernando del Val escribió el poema central de su poemario Amanecer en Damasco, titulado Damasco abriéndose, que era ya la expresión clara de una sensibilidad poética dotada de un lenguaje propio. Tomás Guillén salpicó su presentación del poeta y amigo Fernando del Val con imágenes y versos extraídos de diversos poemarios y escritos del propio poeta.

El acto término en la Sala de Música con las promesas formales hechas por Fernando de Val, a petición de Ángela Hernández, la directora de la Casa de Zorrilla, previstas para este acto, y un brindis en el que todos los presentes recitaron unos versos de José Zorrilla.

Con el “Bautismo de Recuerdo” han sido distinguidos diferentes poetas vallisoletanos y de nuestra tierra como, por ejemplo, Fermín Herrero, Carlos Aganzo, Diego Fernández Magdaleno, Ángela Hernández, Luis Ángel Lobato, Antonio Piedra, Eduardo Fraile, Armando Manrique Legido, Boris Rozas, José Manuel de la Huerga o José Carlos Nistal.

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta