últimoCero
 
Mohamed Elbendir, campeón de Europa Sub 23 en 5.000 metros en 2009, que ahora duerme en la calle. Foto: valladoliddeporte.es
Mohamed Elbendir, campeón de Europa Sub 23 en 5.000 metros en 2009, que ahora duerme en la calle. Foto: Cedida por el atleta

La carrera más larga de Elbendir

El atleta, que vivió en Valladolid, ha pasado del podio a dormir en la calle
últimoCero
Valladolid

Mohamed Elbendir, todo un campeón de Europa Sub 23 en 5.000 metros en 2009, dormirá esta noche en la calle. Desde hace tres años reclama al Club de Atletismo Popular de Alcobendas, dependiente del Ayuntamiento de la citada localidad madrileña, 7.700 euros correspondientes, según el atleta español de origen saharaui, a los premios conseguidos en las temporadas 2008-2009 y 2009-2010.

"Sólo pido lo que he ganado en la pista", dice telefónicamente Mohamed Elbendir a últimoCero, mientras recoge firmas en la calle Preciados de Madrid, "de diez de la mañana a diez de la noche: doce horas diarias". Dice llevar más de 30.000 firmas recogidas.

"No puedo entrenar, no descanso ni me alimento bien como tendría que hacer un deportista de élite. Duermo en la calle. Es la factura, muy cara, que estoy pagando por haber reclamado mis derechos", afirma el atleta.

"Soy consciente", añade Elbendir, "que mi lucha me está truncando mi carrera de seguir corriendo. Hoy estoy más preocupado de comer cada día que de entrenar".

Del desierto al paraíso

Mohamed Elbendir recuerda perfectamente el día que llegó a España, a Valladolid. "Era 24 de junio de 1997. Ese día vi cumplido el sueño de mi vida: venir a España, al paraíso", confiesa este joven que abandonó el desierto con 8 años formando parte de la Campaña Vacaciones en Paz, la misma que los pasados 18 y 19 de junio, ha traído a Castilla y León a otros 270 niños saharauís, 31 de ellos a Valladolid.

Elbendir fue acogido por una familia de Viana de Cega. La revisión médica, que pasan todo los niños saharauís que disfrutan sus vacaciones entre nosotros, aconsejó que tenía que someterse a una operación y que cada seis meses tendría que acudir al médico. Su familia biológica, allá en los campamentos de refugiados, y su familia de acogida, aquí, acordaron que se quedara en España.

Una vez recuperado, Mohamed Elbendir comenzó a confirmar sus condiciones para el atletismo, y acabó marchándose a Madrid, a la Residencia Blume, "que es el Centro de Alto Rendimiento, del que me marché voluntariamente al cambiarme el entrenador. En 2009 logré los primeros premios, entre ellos el de campeón de Europa Sub 23 en 5.000 metros. Tengo, además, cinco campeonatos de España en diferentes distancias".

La negativa del CAP de Alcobendas a abonar los emolumentos correspondientes a esos premios, llevó al atleta a acampar el pasado año a las puertas de la Casa Consistorial de Alcobendas, ayuntamiento clave en la trama corrupta Gürtel.

"Moro de mierda"

La protesta no fue bien recibida por las autoridades municipales del PP, que han impedido a Elbendir hasta a hacer uso de los servicios del Ayuntamiento, y ha sido objeto de constantes insultos, como los que sufrió del asesor de la alcaldía y presidente de Nuevas Generaciones de Alcobendas, Jaime Criado, que le llamó, entre otras cosas, "moro de mierda, vete a tu país a correr".

El incidente se saldó con una multa del 120 euros (20 días a razón de 6 euros diarios) a Jaime Criado.

Mohamed Elbendir ha sido agredido hace unos días en Alcobendas, donde se celebraban los Campeonatos de España de Atletismo, y a donde había acudido a recabar apoyo de los participantes. El atleta fue golpeado por cuatro amigos de su exagente, Miguel Ángel Mostaza, quien rompió una cámara de AS Televisión, que registró la agresión.

"Fue un acto bochornoso, lamentable. Con ver el vídeo sobran todas las palabras. Los hechos están denunciados y espero que la justicia actúe", expresa el atleta, cada día más convencido de la dificultad de llegar a un acuerdo "con personas tan agresivas cuando educadamente les pides tus derechos".

Recuerdo de Viana y del Sahara

"Tengo muy buen recuerdo de mis años en Viana. Siempre estaré agradecido a la familia que me acogió. Una gente extraordinaria que me dio la oportunidad de salir adelante. Ahora mi vida pasa por dificultades, pero sigo siendo un privilegiado...", dice Elbendir, al que le acaban de robar el móvil mientras dormía en la calle.

"También", añade el atleta, "me acuerdo de mi país, al que le quitaron la libertad hace 38 años. Es un conflicto al que no veo una solución pacífica. Es imposible, aunque ojalá me equivoque, mientras que haya países como Francia, que tienen muchos interesés en la zona y derecho a veto en las Naciones Unidas, aunque cualquier iniciativa de independencia. A pesar de todo, deseo que algún día el Sahara pueda ser libre y decidir su futuro por sí solo".

Mientras, Mohamed Elbendir seguirá durmiendo la calle, con una maleta y miles de firmas de apoyo.

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta