últimoCero
 
Mar Sancho Sanz, Rosa Méndez Pascual y Carlos Martín Tobalina. Foto: últimoCero
Mar Sancho Sanz, Rosa Méndez Pascual y Carlos Martín Tobalina. Foto: últimoCero

La Junta abre la puerta de atrás para convertir en funcionarios a tres altos cargos de empresas quebradas

El Partido Castellano anuncia que incluirá esta ‘maniobra’ en la denuncia que ya ha presentado por la gestión irregular en las ‘empresas garrapata’
últimoCero
Valladolid

La Junta de Castilla y León ha abierto la puerta de atrás para que tres altos cargos de empresas quebradas se conviertan en funcionarios como si fuera si de una compensación se tratara para compensar su mala gestión. Así lo entienden no pocos funcionarios de la Junta y el Partido Castellano, que anuncia que incluirá esta ‘maniobra’ de la Junta en la denuncia que ya presentó por la gestión irregular detectada por el Consejo de Cuentas en distintas empresas públicas, conocidas entre los empleados públicos como “empresas garrapata”.

El PCAS considera “irregular” la incorporación de altos cargos de estas empresas públicas a la Administración de la Junta de Castilla y León, a través de la Agencia para la Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial de la Consejería de Economía y Empleo.

Se trata de la Directora General de la Agencia, Mar Sancho Sanz y los directores generales de Comercio e Industria, Rosa Méndez Pascual y Carlos Martín Tobalina. Los tres tienen plaza reservada en la Empresa participada EXCAL, y tras su integración en la Administración Regional, sus plazas pasan a ser empleo público. “Se da por tanto la paradoja de que quienes condujeron a EXCAL a la quiebra técnica se garantizan, sin superar ni prueba selectiva ni oposición, una plaza funcionarial en la Administración, mientras que el 50% de la plantilla fue despedida, tras la aplicación de un ERE”, sostiene el PCAS.

“Se da la circunstancia de que la propia Directora General de la Agencia, órgano de la consejería que acogerá a EXCAL, es una de las beneficiarias de dicha decisión, pues ha sido previamente directora de la empresa quebrada EXCAL, la última directora que ha tenido la empresa antes de su integración en la Administración regional. Como directora de la Agencia, ha  participado necesariamente en las decisiones que han llevado a la integración. Los otros dos directores beneficiados de que su puesto de trabajo en excedencia pase a depender de la Administración en lugar de desaparecer (como correspondería a cualquier empresa quebrada) son el Director General de Industria y la Directora General de Comercio, que a su vez son miembros del Consejo de Administración de la Agencia. Los sueldos que los citados directivos se garantizan para cuando abandonen sus actuales direcciones generales oscilan entre los 41.370,70 Euros que se reserva la actual Directora General de la Agencia, Mar Sancho Sanz y los 50.429,30 que corresponderían tanto a Rosa Méndez Pascual como a Carlos Martín Tobalina (respectivamente directores generales de Comercio y de Industria) quienes, gracias a la decisión de la Consejería de Economía, de la que los tres forman parte como altos directivos, pasan a tener excedencia forzosa con derecho a reserva de puesto en una Administración Pública, en lugar de en una empresa condenada a la desaparición a consecuencia de su situación de quiebra”, describe el PCAS.

Los castellanistas  entienden que “este hecho añade nuevos motivos sobre la causa de que la integración de EXCAL y su personal en la Administración se realice encontrándose en situación de quiebra, sin autorización previa de las Cortes y sin convocar oposiciones. Todo ello añadiendo más deuda a las empobrecidas cuentas públicas de la Comunidad de Castilla y León”.

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta