últimoCero
 
Adrián Schvarzstein, minutos antes de terminar su función tras la llegada de la policía. Foto: Iván Trasgu
Adrián Schvarzstein, minutos antes de terminar su función tras la llegada de la policía. Foto: Iván Trasgu

La llegada de la policía obliga a Adrián Schvarzstein a cortar su actuación del TAC

Su función de este viernes por la noche llegó a su fin unos minutos después de que un pequeño grupo de ciudadanos le increpara y de que un agente le dijera "No te metas conmigo o te llevo preso"
Laura Fraile
Valladolid

"La reacción de la autoridad fue triste y denota la falta absoluta de tolerancia y de capacidad para entender qué es el teatro de calle, que no es lo mismo que hacer teatro en la calle. En el teatro de calle cualquier lugar se puede convertir en un escenario: una terraza, una calle peatonal, un paso de cebra... Algo va mal si después de dieciséis años de festival hay una reticencia en ciertos sectores a la hora de considerar la libertad que se produce en Valladolid en esta semana". Con estas palabras manifestaba este sábado el actor Adrián Schvarzstein su disgusto después de que su actuación nocturna de ayer tuviera que terminar con una visita de la policía, quien protagonizó una escena que bien podría haber inspirado la canción de Eskorbuto `Mucha policía, poca diversión´.

Vayamos a los hechos. Según ha podido explicar este actor a últimoCero, todo marchaba con la normalidad que procede en cualquier actuación basada en la improvisación y la interacción con la gente que está en el espacio público. Su función había empezado a las 22 horas de la noche, momento a partir del cual utilizó todo lo que fue encontrándose a su paso: un autobús, una terraza, una tienda de ropa... "Estábamos en la calle Platerías y decidí ir hacia la iglesia. Al fondo había un policía y creo que se asustó al ver venir a unas 350 personas siguiendo a paso acelerado a un hombre vestido completamente de verde. Lo miré y su respuesta fue: no te metas conmigo o te meto preso. En ese momento el público reaccionó silbándole y gritándole que estábamos en el festival de teatro de calle", comenta Adrián.

Su intención era continuar hacia otro lugar, pero en ese momento dos personas salieron de una tienda y se pusieron a gritarle porque les había molestado. Un fotógrafo decidió inmortalizar la escena, lo que enfureció aún más a estos dos ciudadanos, que procedieron a darle un manotazo. Faltó poco para que pegaran al artista. "Al poco tiempo llegaron más agentes y la gente siguió increpándoles para que dejaran continuar con el espectáculo. Uno de ellos me pidió que me identificara. Yo nunca salgo de mi personaje, así que simplemente le señalé la manera en que iba vestido para hacerle ver que se trataba de una actuación. Miré a la gente para ver si alguno tenía un programa del festival que permitiera enseñarle la imagen de mi función, pero no lo encontré", explica este artista. Mientras tanto, un agente de la policía trataba de calmar los ánimos con esta frase recogida en un vídeo grabado por Iván Trasgu: "No intervengas con quien le moleste. Si a alguien le molesta, vete para otro lado" -le llegó a decir al actor-.

"En ese momento cogí un globo verde, lo inflé, lo alcé en el aire y lo dejé volar. Elegí este acto poético como final de la actuación para hacer ver que el espíritu del espectáculo se había esfumado", aclara Adrián. "A continuación me fui hacia el hotel con mucha dignidad. La gente aplaudió y uno del público, que estaba llorando, me acompañó. Esta mañana he recibido un mail de apoyo de otra de las personas que había estado viendo la actuación", comenta.

Después del altercado, el técnico de la Concejalía de Cultura Carlos Heredero acudió hasta la calle Platerías para calmar a las personas molestas. "Les di explicaciones, pagué las consumiciones que había ingerido durante su actuación y pedí disculpas. Había cinco personas molestas porque, a su parecer, Adrián había sobrepasado la normalidad de una actuación de teatro de calle. Después hablé con los agentes de policía", comentaba Carlos esta mañana a últimoCero minutos antes de que empezara una nueva función de Adrián, cuyo comienzo estuvo protagonizado por un nuevo gesto de apoyo de un ciudadano que había asistido al pase del viernes.

A pesar del mal sabor de boca, éste prefiere quitarle hierro al asunto. "Fue una anécdota. El Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle es un evento con un 100% de éxito en todos los sentidos. La reflexión que ha provocado lo que sucedió ayer también es un éxito, aunque espero que tanto la policía como los de la tienda hayan recapacitado", indica al respecto.

Este sábado Adrián ha representado `Dans´ en la calle Santiago. Foto: L. Fraile

Adrián Schvarzstein, que en el año 2001 recibió el premio Emilio Zapatero del Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle por el espectáculo `Fili´ de Circus Ronaldo, acumula dos décadas de experiencia en el ámbito teatral. Para esta XVI edición del TAC, éste ha optado por tres funciones de teatro de calle que ha estado representando desde este jueves hasta este sábado en la zona de Santiago y Platerías. La del incidente era `El hombre verde´, un espectáculo en el que "todo lo que pensamos que es normal puede verse como algo anormal", en palabras de Adrián. "El protagonista es un clown provocador e inocente que me sirve para cuestionar cosas como lo que entendemos por propiedad privada o cómo debemos usar el espacio público", explica.

En `La cama´, en cambio, Adrián adopta el papel de un hombre desahuciado que se queda en la calle con este mueble como única posesión. "No está dispuesto a perder el honor y la dignidad, así que decide construirse su casa en el espacio público", aclara. En `Dans´, en cambio, este actor encarna a un hombre que, sirviéndose de un viejo organillo, decide involucrar al público para que haga un espectáculo con él. "Mi objetivo es provocar comunicación y liberar a la gente. No me interesa provocar. El teatro de calle es la forma más democrática de incitar a la cultura, ya que es gratis, para todos los públicos y se hace en el espacio público. Cada uno elige si se quiere quedar o no. Si no te gusta, te levantas y te vas", comentaba esta mañana este actor, quien reconoce que entre los requisitos para hacer teatro de calle no deben faltar la rapidez para "diseccionar la calle", alguna que otra dote de psicología y una buena memoria tanto espacial como visual.

Adrián Schvarzstein, que este sábado protagonizará su última función a las 20 horas de la tarde en la calle Santiago, saldrá esta misma noche hacia Italia, ya que este domingo tiene previsto actuar en el Festival Internacional de Teatro de Calle de Pennabilli. A mediados de junio llevará sus espectáculos de teatro de calle al Kulturfest de Nueva York y en agosto estará actuando en Kuwait, lugares en los que éste seguirá siendo fiel a su deseo de divertir y agitar las mentes más conservadoras para hacerlas ver que la sonrisa es la forma más saludable de enfrentarse al día a día.

Noticias relacionadas:

Sólo diez minutos de TAC y después del alcalde

Mario Pérez Tápanes y Julia Varley del Odin Teatret, entre los invitados del II Foro Internacional de Teatro, Artes de Calle y Circo

Teatro Dran estrenará la obra `Che si può fare´ en el TAC

TAC: Una fiesta dionisíaca en la Casa de Zorrilla

TAC: Un sacerdote transformado en coach y siete mujeres que luchan contra el patriarcado

Canto solidario del Alentejo a la luz de la luna

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta