últimoCero
 
Entrega del premio al grupo Stop-Desahucios. Foto: L. Fraile
Entrega del premio al grupo Stop Desahucios. Foto: L. Fraile

La PAH y Stop Desahucios reciben el premio Magdalena de Plata

Una quincena de integrantes del grupo Stop Desahucios de Valladolid ha recogido este sábado por la mañana este galardón, que ha sido concedido por la Federación de Arquitectura Social
Laura Fraile
Valladolid

Llevan casi cuatro años peleando sin descanso por todas las personas que están al borde del desahucio, para las que reclaman que se haga efectivo de una vez por todas el derecho a la vivienda. Han gritado desde sus casas, han entrado en los bancos, han defendido los intereses de los afectados en los juzgados y cada lunes han asesorado a cientos de personas desde La Casa de las Palabras, todo ello de manera completamente desinteresada. El grupo Stop Desahucios de Valladolid, que atiende siete casos semanales y alrededor de 300 cada año, ha recogido este sábado un premio que ha sido otorgado a todas las plataformas de afectados por la hipoteca que luchan día tras día en todo el país por evitar que la gente sea expulsada de sus viviendas.

Entre las miles de personas afectadas se dan casos como el de Nuria. Según relató esta mañana desde una de las aulas del centro cívico Zona Este, hace dieciocho años compró una vivienda que estuvo pagando sin problemas hasta que un buen día la falta de trabajo y de ingresos le impidieron asumir las facturas. Poco tiempo después recibió una carta de Bankia que le anunció que iban a subastar su casa. Una semana antes de que este hecho se produjera, consiguió el teléfono del grupo Stop Desahucios y así fue como empezó a recibir su ayuda. Junto a ella estaba Aida, otra afectada que narró cómo por haber avalado el piso de su hija ahora estaba siendo víctima de una amenaza de desahucio por parte de la Unión de Créditos Inmobiliarios (Grupo Santander), situación por la que está siendo ayudada desde este mismo grupo.

El testimonio de Nuria y Aida ejemplifica la importancia del trabajo que realiza Stop Desahucios. Una quincena de sus integrantes acudieron este sábado a la entrega del premio Magdalena de Plata, galardón que llevó a la abogada y activista Victoria Hernando a pronunciar unas palabras de agradecimiento. En ellas señaló a los ejecutores de todas esas políticas especuladoras que impiden el disfrute del derecho a la vivienda y denunció el cúmulo de dificultades a las que se enfrenta este grupo. "No es fácil enfrentarse a grandes bancos que sólo hablan de beneficios y ganancias frente a los derechos y las circunstancias de las familias o a jueces y leyes que sólo recogen impagos y vencimientos de cuotas. Tampoco resulta fácil enfrentarse a políticos y poderes públicos que sólo hablan del déficit público y del rescate a la banca en vez del rescate a las familias o a una represión que se manifiesta en forma de multas, denuncias o detenciones", comentó esta integrante del grupo Stop Desahucios.

Durante su intervención, ésta reconoció los logros de la presión social y del respaldo de los cientos de personas que, con su compañía y apoyo, evitan que las familias afectadas se sientan solas ante este drama. "Cada desahucio, cada dación, cada cambio legislativo, lo hemos arrancado a base de estar día a día en la lucha. Nunca nos han regalado ninguna dación, no nos lo han puesto nada fácil", indicó Victoria. También recordó a los que no aguantaron más la situación y acabaron suicidándose ("para nosotros no son suicidios, son asesinatos", manifestó al respecto), recordatorio que vino acompañado de una invitación a seguir luchando por otras causas como las del desmantelamiento de la Educación y la Sanidad públicas o la represión provocada por la ley Mordaza.

Algunos de los integrantes del grupo Stop Desahucios durante la ocupación de una oficina de Bankia. Foto: Gaspar Francés

Después de la entrega de este premio los asistentes a este acto disfrutaron de la proyección de `Where is my house?´, un largometraje dirigido por Giulia Agostini y Matteo di Calisto. Este documental, que fue rodado en Roma, se adentra en la crisis de la vivienda por la que actualmente están pasando en torno a 100.000 ciudadanos de esta localidad italiana, la cual ha llevado a muchos de ellos a ocupar fábricas y casas abandonadas o a construir asentamientos en las afueras de la ciudad.

La proyección de este documental sirvió como cierre a la entrega del premio Magdalena de Plata, un galardón concedido por la Federación de Arquitectura Social. Esta organización, que surgió en el año 1997, está integrada por Arquitectura y Compromiso Social (Sevilla y Valencia), Hábitat y Desarrollo y Arquipiélago (Las Palmas de Gran Canaria), Arquitectos Sin Fronteras de Castilla y León (Valladolid), Adobe (Granada), Otro Hábitat (Madrid), SOSTRE (Valencia) y Base-A (Barcelona).

La Federación de Arquitectura Social, que además edita una revista de carácter trimestral llamada Márgenes Arquitectura Social, lleva entregando este premio un par de años. "Desde la Federación hemos querido reconocer la labor de todos aquellos colectivos y personas que trabajan desde un enfoque social. Para ello les entregamos este premio, que carece de dotación económica. En la primera edición premiamos a los arquitectos mexicanos Carlos González Lobo y Mª Eugenia Hurtado, del equipo Espacio máximo y costo mínimo. Este año hemos decidido por unanimidad que debíamos entregárselo a la PAH y al grupo Stop Desahucios por su apoyo a los afectados por este problema", explicaba este sábado Carmen del Rey, integrante de Arquitectos Sin Fronteras de Castilla y León.

Esta organización surgió hace dos décadas en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Valladolid con el objetivo de desarrollar proyectos de cooperación al desarrollo encaminados a mejorar la habitabilidad. Desde entonces han realizado una treintena de proyectos en países como Perú, Bolivia, Eritrea, Ruanda o Nicaragua. "Actualmente estamos trabajando en Perú, donde estamos construyendo un colegio, así como Burkina Fasso, donde tenemos un proyecto de mejora de la infraestructura educativa de una comunidad. También colaboramos con El Salvador, donde estamos trabajando en la adecuación de un mercado y en la formación de un grupo de campesinos, en este caso a través de la ONG local Cordes", explica Jorge Silva, otro de los miembros de Arquitectos Sin Fronteras de Castilla y León.

El acto de esta mañana también ha contado con la asistencia de Cristina Martínez, integrante del colectivo madrileño Otro Hábitat. "Nosotros trabajamos en barrios como el de Fuencarral o Canillas, donde hemos colaborado con sus asociaciones de vecinos en proyectos relacionados con el espacio público y la mejora de sus equipamientos. También hemos realizado mapas sobre la memoria de estos barrios, hemos impulsado proyectos para habilitar solares vacíos a través de la participación de los niños del entorno y hacemos talleres sobre temas como el espacio público, la accesibilidad o el medio ambiente", ha resumido este sábado esta burgalesa, que también forma parte de la Federación de Arquitectura Social.

Más información:

El grupo Stop Desahucios se reúne todos los lunes a las 20 horas en la Casa de las Palabras (c/ San Ignacio 9). Tlf asesoría: 654 869 377

Vídeo de la presentación de la Federación de Arquitectura Social, por Jorge Silva

Vídeo de la entrega del premio a la PAH y al grupo Stop Desahucios de Valladolid

Vídeo de la entrega del premio a la PAH y al grupo Stop Desahucios de Valladolid II parte

Vídeo de la presentación del documental `Where is my house?´, por María Castrillo

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta