últimoCero
 
La consejerra de Hacienda, Pilar del Olmo, en una comparencia en una Comisión de las Cortes.
La consejerra de Hacienda, Pilar del Olmo, en una comparencia en una Comisión de las Cortes.

La presión de los funcionarios obliga a la Junta a retirar su campaña de dignificación de empleados públicos

Ha convocado una Mesa Extraordinaria de Negociación para mañana para revisar el acuerdo alcanzado con los sindicatos el pasado mes de abril
últimoCero
Valladolid

Cuatro días, con un fin de semana de por medio, son los que ha tardado la Junta de Castilla y León en recular y acordar la retirada del contrato para adjudicar una campaña publicitaria de 249.260 euros para “dignificar la función pública”. La “indignación” de los funcionarios ante lo que no dudaron en tachar de “despilfarro” y “desatino inconcebible” ha conseguido paralizar esta contratación, según ha podido confirmar últimoCero en distintas fuentes sindicales.

La publicación del anuncio de contratación fue publicada el pasado día 2 y la Consejería de Hacienda ha convocado para mañana, 8 de octubre, una reunión extraordinaria de la Mesa General de Negociación de los Empleados Públicos para comunicarles lo que ya tiene decidido: dar marcha atrás y no adjudicar el contrato que tantas ampollas ha levantado entre sus propios trabajadores.

Los primeros en arremeter contra este “injustificable gasto” fueron los empleados públicos que conforman la Plataforma en Defensa de lo Público (Pladepu) que, como ya informó últimoCero el pasado día 3 de octubre, exigieron que ese dinero se destinara a dependencia, sanidad o Educación.

Hoy ha sido la propia Junta de Personal de Servicios Centrales de la Junta la que, de forma unánime, ha rechazado “totalmente que la Consejería de Hacienda derroche la cantidad de 249.260 € para la contratación de una campaña de publicidad para la dignificación de los empleados públicos” y ha recomendado que “el importe se dedique a los servicios básicos esenciales que es lo que dignifica realmente la función pública”.

En un comunicado de prensa, antes de recordarle a la Consejera de Hacienda, Pilar del Olmo que “la Administración se ha dedicado en los últimos tiempos a menospreciar la función pública" y que "derrochar 249.260 € en publicidad inútil no soluciona la situación”, consideran que “este contrato es un despropósito en sí mismo y por tanto un derroche inútil, ya que la dignidad no se publicita, pues como ya decía Aristóteles ‘la dignidad no consiste en nuestros honores sino en el reconocimiento de merecer lo que tenemos’ por lo que la dignidad implica reconocimiento del respeto y dónde no se muestra respeto no cabe la publicidad del mismo, y creemos paradójico publicitar la dignidad, pues ello demostraría que si necesita publicidad es porque la dignidad no se merece”.

Esta Junta de Personal no ha sido consultada en este asunto y por tanto, es imposible que se haya dado el visto bueno a dicho gasto publicitario improcedente, como así lo corrobora la desatendida solicitud de reunión con la Consejera de Hacienda tramitada desde hace más de 8 meses, periódicamente reiterada y extrañamente no se ha ‘dignado’ a recibirnos”, recuerdan en su comunicado.

Lo cierto es que esta campaña de publicidad  es uno de los acuerdos alcanzados por todos los sindicatos el pasado 15 de abril en el Consejo de la Función Pública en el que se pactó la forma de devolución de la parte proporcional de la paga extra de 2012 ‘birlada’ a los empleados públicos. Al no conseguir que la devolución del dinero adeudado a los funcionarios se realizara en un pago único, los sindicatos arrancaron a la Junta otros compromisos, entre los que se encontraba “una campaña para dignificar al empleado público”.

Hoy mismo, la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, sindicato que forma parte de la Junta de Personal de Servicios Centrales, se arroga la paternidad de esta marcha atrás de la Junta: “CCOO ha convenido con la viceconsejera de Función Pública la retirada de la licitación, y que se afronte la campaña con medios propios, pues es indiscutible que en la Administración de la Comunidad hay personal cualificado suficiente para emprender una campaña de este tipo, ya que es el que mejor conoce las necesidades y la opinión de su propio colectivo”.

CCOO dice que “una licitación de estas características no es la mejor forma de dignificar la figura de las empleadas y los empleados públicos, y menos, de emplear un dinero tan necesario para tantas otras acciones, dada la coyuntura socio económica por la que atraviesa la Comunidad”.

Y es que la “campaña de dignificación” que en su día fue pactada por los sindicatos y la Junta como contraprestación al no reintegro de la paga extra adeudada en un pago único, se parece muy poco a la anunciada en el BOCyL. En los días previos a que el acuerdo se cerrara, sindicatos como CSIF, plantearon esa campaña de dignificación, pero en términos muy distintos a un contrato de publicidad de casi un cuarto de millón de euros. El citado sindicato apuntó, entre otras medidas, la “publicación de una Declaración Institucional en defensa y dignificación del empleado público en Castilla y León reconociendo su contribución a la recuperación progresiva de la situación de crisis al más alto nivel, que los propios Consejeros, Secretarios Generales, Directores Generales y Jefes de Servicios celebren reuniones públicas con los empleados públicos donde personalmente se reconozcan su labor, a la que asistan personalmente los empleados públicos con reuniones en los diversos centros de trabajo o visitas de los jefes a los empleados de la administración periférica”, entre otras cuestiones.

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta