últimoCero
 
Salón de Plenos del Ayuntamiento de Valladolid. Foto: Carlos Arranz
Salón de Plenos del Ayuntamiento de Valladolid. Foto: Carlos Arranz

León de la Riva dice estar como un toro ante la petición de dimisión del PSOE e IU

Las sonrisas del alcalde en el Pleno denotan la preocupación por la imputación por desobediencia y el cúmulo de reveses judiciales
últimoCero
Valladolid

El alcalde de Valladolid, León de la Riva, está tocado. Seriamente tocado. Tras las durísimas interpelaciones de los Grupos Municipales de la oposición pidiendo unánimente su dimisión, todo lo que acertó a decir fue sentirse como un toro y que no piensa dimitir. Palabras pronunciadas una vez levantada la sesión, porque en el salón de plenos, lo más que hizo fue sonreír forzadamente y retirar la palabra a Óscar Puente, presidente de los Socialistas.

El de hoy ha sido uno de los plenos más duros vividos en el Ayuntamiento de Valladolid. Pasaban catorce minutos de las 12 del mediodía, cuando el alcalde leyó el séptimo punto del Orden del día: "Control por el Pleno de los órganos de gobierno". "Se trata de dos interpelaciones muy parecidas, por lo que el debate será conjunto", anunció León de la Riva.

Efectivamente, PSOE e IU habían presentado dos interpelaciones por el "desprecio a la ley" del primer edil, señalado como último responsable de los numerosos reveses judiciales que acumula León de la Riva, al que pidieron su dimisión como alcalde.

El portavoz del Grupo Municipal de IU, Manuel Saravia, justificó la petición por "el conjunto de sentencias negativas. Además está la imputación por desobediencia", por lo que planteó que el alcalde se aparte de la Alcaldía y otro concejal de su grupo la asuma. También recordó a León de la Riva lo sucedido con la imputación de su exedil Jesús García Galván, que se vio obligado a abandonar la corporación municipal y la provincial. "La petición de su dimisión es imparable", le espetó Saravia al alcalde, en cuya boca comenzó a esbozarse una sonrisa floja, que trasladó a la bancada del PP.

"Veo alcalde que se lo toma con humor. No debería hacerlo", fueron las primeras palabras de Óscar Puente, que emplazó sin éxito a intervenir en el Pleno al señor León -así, a secas, se refirió siempre al primer edil. "¿Si no interviene hoy, cuándo lo piensa hacer?", le preguntó el presidente del Grupo Municipal Socialista.

Al margen de la ley 

Puente manifestó que las sentencias cosechadas era a cada cual más grave y que "sitúan al gobierno municipal al margen de la ley". A continuación enumeró algunas: "Construcción de 400 viviendas cuando solo se podían hacer 100; derribo de patrimonio; construcción de aparcamiento retorciendo la soberana voluntad en beneficio de los intereses de unos pocos; en Ebro-Puleva, usted sentado a los dos lados de la mesa; en las alteraciones del PGOU arrastró a altos funcionarios a unas tesis esperpénticas... Señor León, decepcionante. ¿Cómo puede seguir impasible en su puesto? La responsabilidad es suya porque ha optado por la posición del infractor. Ahora, el Tribunal supremo muestra su estupor por su desobediencia, lo sorprendente es que haya llegado hasta aquí. Las ilegalidades las comete usted y las pagamos todos".

El portavoz del PSOE en la corporación recordó que vivimos un momento histórico en el que es vital defender y aplicar la ley, y puso de manifiesto que en los casos de desahucios nunca ha escuchado del alcalde una manifestación de solidaridad, porque siempre ha aplicado la ley. "Infléxible con los otros, laxo cuando les afecta", concretó Puente, que se detuvo en las manipulaciones del PGOU, que afirmó que "no han sido ocasionales, contra las normas de otros organismos y de esta institución y nunca en defensa del interés general, siempre del de los más poderosos".

"Lleva", añadió Puente, "tanto tiempo en el poder que cree que el cargo es suyo. Antes de que quiera taparnos la boca con los votos obtenidos, le digo que los votos no son un cheque en blanco. Una vez recontados, todos tenemos la obligación de cumplir la ley. Usted la ha incumplido y ha perdido la autoridad. Cómo puede pedir a los ciudadanos que cumplan la ordenanza de tráfico, paguen las tasas... Utiliza la ley como papel higiénico. Le invito a que se se pregunte qué haría usted si estuviera en mi lugar. Usted no es la víctima, es el acusado. Debe dar explicaciones".

Ante el silencio del alcalde, fue el portavoz del PP, Jesús Enríquez, el encargado de responder a la oposición. Y lo hizo de forma desafortunada. Para empezar dijo que se trataba de un nuevo episodio de la película 'El día de la marmota', y que todo se trataba de "un argumento falaz, falso".

Eníquez quiso desviar la atención aportando datos sobre la litigiosidad municipal, que calificó de "normal", y acusó al PSOE e IU de ofender a los funcionarios y a los servicios municipales. De todos los casos expuestos por la oposición, a Enríquez solo uno le mereció la calificación de "grave": la manipulación del PGOU. Para inmediatamente seguido decir: "En el que el alcalde no está implicado".

Manuel Saravia, en su segundo turno, recordó al portavoz del PP el que hubiese olvidado las sentencias de los terrenos del Zambrana y la imputación de desobediencia, y rechazó con rotundidad la acusación de tratar de atemorizar a los funcionarios. Tras describir el carácter del alcalde como "autoritario, bronco, nocivo para la ciudad..." con comparaciones con Berlusconi, el portavoz de IU denunció el desprecio de León de la Riva por las instituciones municipales: "Prefiere hablar en la rueda de prensa después del Pleno, que calificó de antidemocrática".

Saravia sacó a relucir unas declaraciones de prensa en las que los concejales del PP se consideran "peones" y que respecto al alcalde dijo se considera "la reina madre de Gran Bretaña". "Si vienen mal dadas. responsabiliza a los que están por debajo de él. Duro siempre con el débil. Demasiado cúmulo de sentencias negativas con el colofón de la imputación por desobediencia. ¿Alcalde imputado? No, gracias. El Ayuntamiento está apagado. No se puede estar pendiente de los juzgados. Debe dimitir por dignidad institucional. por dignidad personal. Señor alcalde, dimita y apártese del cargo", concluyó el portavoz de IU.

Óscar Puente volvió a preguntarse por qué se reían en las filas del PP: "Lo del día de la marmota sobraba para este debate. Para mi no es nada agradable pedirle que dimita. Es muy duro. Lo hago porque es mi obligación".

El portavoz del Grupo Municipal Socialista también rechazó la acusación de atemorizar a los funcionarios públicos, y afirmó que estamos "ante la punta del iceberg", para entrar en la compra del piso del alcalde, cuando era vicepresidente de la entidad propietaria, la misma que le otorgó el crédito.. "Coja la puerta y marchase a su casa. Esto no es presentable. Hemos llegado a un nivel de irresponsabilidad política. Su situación es insostenible", setenció Puente.

Mediaverdad

Jesús Enríquez, a modo de cierre del debate, dijo a la oposición que estaba dando "la murga". "Han venido disfrazados de inquisidores. El único entierro ficticio es el de la sardina, no el del alcalde", en alusión a la fecha: Martes de Carnaval. Pero faltaba la guinda: una sentencia de la sección tercera del TSJ de lo contencioso-administrativo de un caso llevado por el abogado Óscar Puente contra el Ayuntamiento, en 2008.

"Eso si es una inmoralidad. Decir que defiende al Ayuntamiento unas veces, y atacarlo otras", dijo el portavoz del PP, ante la ostensible petición de palabra del aludido Óscar Puente, al que el alcalde negó el derecho a réplica. "No tiene la palabra. Se lo explica luego a él, como voy a hacer yo a algunas cuestiones, que responderé luego", dijo León de la Riva.

El alcalde luego diría lo de sentirse como un toro, y desconocer lo que sacó a relucir Enríquez. Si es verdad, demostraría que el Grupo del PP está roto. En caso contrario, León de la Riva habría mentido una vez más.

Óscar Puente, por su parte, aclararía lo que el alcalde no dejo decir en el Pleno: "Se trata de una verdad a media. Fue un caso que llevé en turno de oficio, antes de ser concejal. Se trataba de una familia desahuciada por el Ayuntamiento, de difícil defensa, pero que conseguí ganar tiempo; tres años estuvo la familia en la vivienda. Demuestra la desesperación en que se encuentran".

Sentencias

Estas son algunas de las últimas sentencias contra el Ayuntamiento, ya publicadas, que han provocado el hartazgo de los partidos de la oposición:

El 14 de febrero de 2013, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León anuló la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Valladolid en la denominada Área Homogénea 5 “Páramo de San Isidro”, donde estaba prevista la construcción de hasta 4.610 nuevas viviendas y se construye el Nuevo Complejo Ferroviario de Valladolid.

El 27 de marzo de 2013, el TSJ anuló la modificación del PGOU en el Área Homogénea 11 “Prado Palacio-Berrocal”, donde se planteaba un gran centro comercial, un polígono industrial y 2.700 nuevas viviendas.

El 3 de mayo de 2013, el TSJ anuló una modificación más del PGOU, correspondiente ahora al Área Homogénea 7 “Las Riberas”, donde estaba prevista la construcción de hasta 8.915 nuevas viviendas y un campo de golf.

El 27 de junio de 2013 el TSJ confirmó la ilegalidad del aparcamiento de Portugalete, en funcionamiento desde el año de 2008.

El 9 de octubre de 2013 la Sala de lo Social del TSJ estimó los recursos de suplicación interpuestos por CSIF, CCOO y Comité de Empresa de Auvasa, contra la sentencia del Juzgado de lo Social número 1 de Valladolid de fecha 24 de enero de 2013, que declaraba ilegal la huelga de Auvasa.

El 10 de octubre de 2013 el TSJ atiende el recurso de la delegación provincial del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme) contra la Relación de Puestos de Trabajo (RTP), en lo referente a las dotaciones, características y funciones de una serie de puestos, entre otros los de los mandos de la Policía Local.

El 15 de enero de 2014 la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJ declaró “nula de pleno derecho” la instrucción sobre la aplicación de la Inspección Técnica de Edificios. El fallo derivaba de un recurso interpuesto por el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid.

El 16 de enero de 2014, el TSJ anuló la modificación del PGOU de diciembre de 2010, por la que se decidió la ubicación de sendos aparcamientos subterráneos en la Plaza de la Antigua y bajo el Mercado del Val.

El mismo día, otra sentencia del TSJ dio la razón al sindicato CSIF sobre la convocatoria de concurso de traslados en el Ayuntamiento, al que se obliga a llevarla a cabo anualmente según se contempla en la legislación vigente.

El 20 de enero de 2014, la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJ obliga a cumplir la Ley de Memoria Histórica y como primera medida impone al Ayuntamiento “elaborar un catálogo de vestigios relativos a la Guerra Civil y la Dictadura” en un mes.

El 21 de enero de 2014 el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Valladolid condena al Ayuntamiento a pagar a la empresa que había gestionado hasta ahora la Escuela Municipal de Música.

El 22 de enero de 2014, la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo desestima los recursos de casación presentados por la Junta y el Ayuntamiento en relación al dictamen de febrero de 2011 del TSJ que trataba de la manipulación del PGOU.

El 28 de enero de 2014 el Juzgado Contencioso-Administrativo número 4  de la Audiencia Provincial de Valladolid obliga al Ayuntamiento de Valladolid a pagar 20 millones de euros a los propietarios de la Finca Zambrana de la capital por 5,3 hectáreas de terreno.

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta