últimoCero
 
Manifestantes frente a la Consejería de Sanidad
Manifestantes frente a la Consejería de Sanidad. Foto: C. Arranz

Los gestores privados del nuevo Hospital de Burgos dejan en la calle y sin paro a 62 trabajadoras

La empresa Eficanza no subroga los contratos ni indemniza a las empleadas a las que se prometió trabajo tras el cierre del Divino Valles. Alrededor de 200 personas se han manifestado hoy en Valladolid ante la sede de la Consejería
G.V.
Burgos/Valladolid

No están despedidas, pero están en la calle y sin cobrar y, como no están despedidas, no pueden cobrar el paro. Esta es la kafkiana situación que desde hace meses padecen 62 trabajadoras del ya cerrado hospital público Divino Valles de Burgos a las que se prometió, por escrito, que pasarían a prestar servicios en el nuevo Hospital Universitario, que es de gestión privada.

Según explican los portavoces de la asamblea de afectadas, “en el nuevo hospital, tanto las empresas a las que han subcontratado los servicios de limpieza, comida y cafetería, como la empresa privada que gestiona el hospital (Eficanza) se han desentendido de ellas y como nadie las ha despedido formalmente, el Ecyl no asume el abono del paro, pese a que están, desde hace meses, en la calle y sin cobrar”.

Alrededor de 200 personas participaron en la manifestación que recorrió hoy, día 31 de enero, las principales calles de Valladolid. La convocatoria, que contó con el apoyo expreso de CGT, UGT y CCOO, finalizó a las puertas de la Consejería de Sanidad, donde ninguno de sus responsables recibió a la comitiva.

Fuentes del colectivo recordaron que meses atrás “la Consejería de Sanidad, como responsable político y administrativo, se comprometió a gestionar una solución que garantizara las readmisiones y, en todo caso, el cobro de las correspondientes indemnizaciones”. “Llegamos a suspender, como muestra de buena fe, una manifestación que ya estaba convocada, pero la realidad es que a día de hoy siguen incumpliendo su promesa tanto la Junta, como la empresa privada que gestiona el nuevo hospital”, explica Néstor Cerezo, portavoz de la asamblea de trabajadoras.

Pese a su situación, las afectadas quieren dejar claro que “ni la indiferencia, ni la falta de responsabilidad, ni las promesas y mentiras de las empresas contratistas, de la Consejería de Sanidad y de Eficanza” conseguirán acallar sus voces. “No dejaremos de denunciar que ésta es sólo una de las consecuencias de la gestión privada de un hospital donde nadie dice ser responsable”.

“No nos cabe la menor duda de que tras nosotras, el personal sanitario y médico, las siguientes víctimas de esta gestión privada serán los usuarios de este hospital, ya que se pone por encima de la calidad del servicio el beneficio de los accionistas de Eficanza y de los políticos que lo amparan”, aseguran las 62 trabajadoras afectadas en un comunicado.

Pese a que el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, ha expresado recientemente en un acto público su apuesta por la sanidad pública, el pasado día 8 de enero el Grupo Parlamentario Popular se opuso a la creación de una Comisión de Investigación solicitada por el PSOE para analizar “los procesos de financiación, contratación, ejecución de obras y puesta en funcionamiento del Hospital de Burgos”, que acumula un sobre coste de más de 200 millones de euros.

“La gestión privada en la sanidad ya está aquí”, advierten los compañeros de las ex empleadas del hospital público Divino Valles de Burgos de las que se ha “desentendido” la empresa privada que gestiona ya el nuevo hospital.

Noticias relacionadas

El PP impide una comisión de investigación sobre el Hospital de Burgos

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta