últimoCero
 
Edificio del antiguo colegio San Juan de la Cruz, ubicado en la calle Cardenal Torquemada. Foto: L. Fraile.
Edificio del antiguo colegio San Juan de la Cruz, ubicado en la calle Cardenal Torquemada. Foto: L. Fraile.

Los vecinos dicen que Tomás Burgos "le hace un favor" al alcalde con el San Juan de la Cruz

La Asociación Rondilla presenta alegaciones ante el anuncio de desafectación de la parcela
últimoCero
Valladolid

Han pasado 12 años desde el cierre del colegio San Juan de la Cruz y a pesar de las numerosas propuestas sociales promovidas por colectivo ACERCA y la Asociación Vecinal Rondilla el Ayuntamiento de Valladolid ha decidido llevar a cabo la desafectación -desvinculación de dominio público- de esta parcela ubicada en la calle Cardenal Torquemada.

Es por este motivo, hecho público el 4 de enero en el Boletín Oficial de la Provincia, por el que la Asociación Vecinal Rondilla ha decidido presentar un documento de alegaciones para que dicho edificio siga conservando la actual clasificación de Dominio público-servicio público y para archivar el expediente que comienza con una carta de la Actual Directora Provincial de la Tesorería de la Seguridad Social solicitando la permuta del solar donde se ubica el antiguo colegio por el solar situado en calle Valle de Aran del Barrio España (de 3.000 metros cuadrados y propiedad del Estado).

Desde la asociación consideran que esta decisión es "una cortina de humo". Que se trata "de un favor que el Secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, hace al alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, quien ha sido incapaz de resolver este problema tras 12 años desde el cierre del colegio".

Por ello, los vecinos de la Rondilla han presentado un documento de alegaciones en el que expresan diversos motivos por los que no se puede llevar a cabo dicha desafectación. El primero de los razonamientos expresado es que "no se justifica ni se acredita la oportunidad de la alteración de la calificación del suelo". Esto significa, que el Ayuntamiento no ha presentado un documento en el que "se valoren las necesidades urbanísticas de la población a la que sirve el suelo y las consecuencias del cambio de carácter demanial a patrimonial". A esto hay que sumar la contemplación que existe de permutar el solar. "No se demuestra que las oficinas de la Tesorería de la Seguridad Social sean necesarias", aclaran en el documento.

Otra de las alegaciones que se vislumbran dentro del documento presentado por la Asociación Vecinal Rondilla es que la decisión tomada "no asegura una vinculación con fines de interés social", algo previsto en el planteamiento urbanístico inicial de esta parcela.

Además, dicho colectivo explica en el citado documento que "no existe un expediente administrativo que declare que el edificio está en ruina", requisito que debe cumplirse según el artículo 50 de la Normativa Urbanística del Plan General de Valladolid.

La organización también argumenta, para evitar la desafectación de la parcela del antiguo colegio San Juan de la Cruz, que en ningún momento el Consistorio "ha acreditado que no necesite el edificio para llevar a cabo algún tipo de equipamiento para el barrio". Este hecho se ejemplifica con casos como las reclamaciones que viene haciendo la Asociación Vecinal para la creación de un centro de día para personas mayores o una escuela infantil, además de la petición del colectivo ACERCA para ubicar en dicho edificio un centro social en el que realizar actividades socio-educativas y culturales.

Otros de los motivos por los que los vecinos de la Rondilla han decidido presentar alegaciones al citado expediente es que "el uso solicitado de oficina no está permitido según la normativa del PGOU por estar catalogado", el actual edificio, "como equipamiento general de carácter público". Por consiguiente, la asociación considera que existe también "una falta de participación y consulta" por parte del Ayuntamiento sobre la utilización del edificio. Es decir, los vecinos de Rondilla consideran que "la actividad urbanística no atiende a las necesidades de la población" y que "el mencionado colegio se enmarcaría en el conjunto urbano de interés histórico como es el grupo de viviendas 18 de julio y por lo tanto susceptible a rehabilitación".

Por último, en este documento se alega que "en la memoria del PGOU no está previsto, dentro del apartado de cambios de usos del suelo, la creación de ninguna oficina administrativa para la zona o el área". Es por éste y los citados motivos, por los que la Asociación Vecinal Rondilla considera que "no se ha acreditado ninguna razón" para efectuar la desafectación de este suelo.

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta