últimoCero
 
Participantes del Día del Espantapájaros en el albergue juvenil. Foto: Laura Fraile
Participantes del Día del Espantapájaros en el albergue juvenil. Foto: Laura Fraile

Más de un centenar de personas acuden al Día del Espantapájaros de Serrada

La iniciativa, organizada por el Colectivo Satélite, lleva celebrándose desde 2005
L. Fraile
Serrada

A sólo treinta kilómetros de Valladolid, concretamente en la localidad de Serrada, se ha celebrado a todo lo largo de este sábado el Día del Espantapájaros, una iniciativa promovida por el Colectivo Satélite y el Ayuntamiento del municipio en la que este año han participado más de un centenar de personas.

La cita comenzaba hacia las 10 horas de la mañana en la Plaza Mayor del pueblo, lugar al que fueron llegando la primera quincena de participantes para ir caminando todos juntos desde allí hasta la trasera del albergue juvenil, espacio elegido para construir todo tipo de espantapájaros a base de material reciclado. En el césped y apoyados contra la pared descansaban ya los listones que servirían como soporte mientras que unos metros más adelante, repartidas por cajas y mesas, se encontraban las herramientas: pistolas de silicona, serruchos, tenazas, martillos, cúters...

Poco a poco los primeros participantes fueron extendiendo sobre el césped el contenido de unas enormes bolsas de basura de donde salían mochilas, bolsos, pantalones, camisetas, zapatos o bufandas, ropa que más tarde pasaría a vestir a cada uno de los espantapájaros. En otras bolsas había objetos como teclados de ordenador, escobas, estropajos, pelotas de ping pong, la tapa de una olla o churros de piscina. "Podéis coger el material que queráis", les animaba Alberto Sobrino, integrante del Colectivo Satélite y uno de los promotores de la iniciativa. Unas niñas cogían entonces un trozo de tela para imaginar nuevos usos: "Esto lo podemos usar como pelo", se decían.

A lo largo de la mañana, a la quincena inicial de participantes se fueron sumando más y más personas hasta llegar al centenar de asistentes. Todos se fueron repartiendo por los dos terrenos de césped del albergue, para entonces reconvertidos en espacios donde se fue produciendo un constante ir y venir de gente en plena fase de creatividad. Dos tubos rojos se convertían en piernas, una fregona en una melena, la tapa de una olla o un tocadiscos en una cara... Algunos tenían claro su personaje, otros se inspiraban rebuscando en unos montones de ropa dignos de un buen puesto de mercadillo. De vez en cuando, alguna persona incorporaba nuevo material: las tapas de unos cubos de basura, cartones de huevos, la tapa de un WC... El resultado se iba contemplando a lo largo de la mañana, dando forma a cabezas en las que los ojos nacían de unas pelotas de ping pong, la nariz de la tapa de un spray, el bigote de un cepillo o la boca de una funda de plástico, rematado todo ello con un sombrero con forma de escurridor de fregona.Dos jóvenes decoran su espantapájaros con materiales reciclados. Foto: L. Fraile

El Día del Espantapájaros se realizó por primera vez en el año 2005. Ese año constituyó la fase final de un taller de espantapájaros de tres días impartido por Alberto Sobrino y Julio Falagán, destinado al público infantil y realizado en un almacén de Serrada. Al año siguiente la propuesta se abrió al público adulto, incorporando a varios integrantes del Colectivo Satélite y a otros artistas. La experiencia fue creciendo hasta llegar a la cuarta edición, momento en el que se incorporaron actividades paralelas como conciertos, y en la que la gran repercusión mediática alcanzada hizo que el número de asistentes creciera en mayor medida con respecto a las anteriores ediciones.

La prueba de que el modelo ha gustado se evidencia en el más del centenar de inscripciones realizadas para el encuentro de este año, donde además de la elaboración de los espantapájaros se han incorporado otras actividades. Una de ellas es la exposición de una treintena de fotografías de los espantapájaros realizados durante el año pasado, que podrá visitarse en el centro cívico del municipio hasta el 1 de agosto. En esa misma sala se encuentra una escultura de un espantapájaros realizada por Felipe Rodríguez (Pipe), elaborada con unos amortiguadores de un camión y paja. Los participantes de la edición de este año han podido disfrutar también de una comida típica de la localidad, el aguinaldo, un plato elaborado a base de arroz, patatas, magro de cerdo, costillas, tocino y aceitunas, a lo que ha seguido una visita a la piscina. A lo largo de la tarde los asistentes han podido continuar con la elaboración de sus espantapájaros, que al final de la jornada han sido trasladados en procesión hasta un terreno donde podrán contemplarse durante todo el año.

El Día del Espantapájaros es una de las muchas actividades culturales que se organizan en Serrada, una localidad de 1200 habitantes donde se ubica desde el año 1991 el Museo de Escultura y Pintura al aire libre. "Esta iniciativa nació impulsada por una serie de personas como Manuel Sierra, Luis Laforga, Aurelino Hernández, Carlos Blanco, Luis Alonso y Concha Gay como una forma de acercar el arte contemporáneo al mundo rural", explica Julio del Valle, teniente de alcalde de Serrada. El resultado de este proyecto es la exposición de medio centenar de esculturas y murales repartidos principalmente por el Paseo del Arte y el Parque del Encuentro, realizadas por artistas como Eduardo Cuadrado, Karla Frechilla, Luis Santiago o Francisco Rivero.

Dentro de esta localidad se organiza también el Certamen y Muestra de Teatro Juvenil Villa de Serrada, tiene lugar la Fiesta de la Vendimia, donde el polideportivo se transforma en una galería de arte y se otorgan los premios Racimo, que se conceden durante el mes de mayo a un representante de cada una de las siete disciplinas artísticas. Entre las próximas citas está pendiente la celebración para el mes de septiembre del certamen poético Uvas con queso saben a verso, que estará organizado por el Colectivo Eclipse, así como la puesta en marcha de una muestra de cine que previsiblemente tendrá lugar para el mes de septiembre u octubre.

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta