últimoCero
 
Una de las pancartas de la manifestación. Foto: Leo Juan
Una de las pancartas de la manifestación. Foto: Leo Juan

Miles de personas unidas por su rechazo a la Ley Mordaza y a la Reforma Penal

Convocadas por la Plataforma de la Dignidad de Valladolid, durante una hora han recorrido varias calles del centro para gritar contra los recortes de libertades
Laura Fraile
Valladolid

"En lugar de servir al pueblo, de atenderlo o escuchar sus demandas, se le considera enemigo potencial, un sospechoso al que hay que abatir". Con estas palabras iniciaba este domingo al mediodía Conchi Minayo, presidenta de ADAVASYMT, la lectura del manifiesto que dio por terminada una multitudinaria manifestación que al mismo tiempo se desarrolló en otras ciudades españolas como Barcelona, Cáceres, Cuenca, Gijón, León, Madrid, Valencia o Zaragoza.

Los manifestantes, que fueron convocados en la plaza de la Libertad, comenzaron su recorrido a las 13 horas del mediodía. Encabezados por una pancarta en la que se podía leer el mensaje `Libertad de expresión. No a la ley mordaza´, juntos gritaron proclamas como `La voz del pueblo no es ilegal´, `No tenemos miedo´ o `Esto nos pasa por no salir de casa´. Decenas de pequeñas pancartas sumaban a la comitiva otras reivindicaciones como `Libertad de expresión´, `Presos políticos libertad´, `Stop montajes policiales´ o `La represión no es la solución´.

Durante el recorrido, que transcurrió por la calle Angustias, Felipe II, la plaza de los Arces y Platerías, se desplegaron otras pancartas de organizaciones como Parados en Movimiento o la CNT, cuyo lema sentenciaba: `La libertad no se legisla, se conquista´. Entre los manifestantes había miembros de Greenpeace, CGT, Bloque Obrero, Juventudes Comunistas, 15M, Stop Desahucios, el Ateneo Republicano, IU, PSOE, STECyL, CNT, Asamblea de Afectados del 2F o Juventudes Comunistas, quienes caminaron juntos hasta Fuente Dorada. Allí se detuvieron para escuchar el manifiesto. "En el tercer Estado con menos delincuencia de Europa, que tiene más prisiones que hospitales, quieren llenar sus cárceles de disidentes, de dignos compañeros y compañeras de lucha", leyó Conchi Minayo.

Este manifiesto también aludió a los asesinatos recientemente cometidos contra los caricaturistas de la revista Charlie Hebdo. "En París hemos visto a todos los líderes europeos pretender erigirse en paladines de la libertad de expresión y los valores democráticos mientras que, excusados en la lucha antiterrorista, aprueban leyes que convierten en terrorista a cualquier ciudadano", prosiguió Conchi, antes de pasar el turno de palabra a Miguel Luis García. Este integrante de Parados en Movimiento continuó leyendo un manifiesto que denunció las consecuencias que con esta ley tendrán actos como escraches, manifestaciones no comunicadas, el uso de imágenes de la policía o las ocupaciones de entidades públicas o privadas como forma de protesta.

A continuación habló Saleh Cordero, quien se solidarizó con Hassana Aalia, un joven saharaui que en el año 2010 participó en un campamento de la dignidad realizado en su país y que actualmente está condenado a cadena perpetua por el Gobierno de Marruecos, motivo por el cual está solicitando un asilo político.

La manifestación de este domingo también contó con la participación del asturiano Miguel Ángel Fernández, quien este lunes a las 20 horas presentará en el Ateneo Republicano su libro `485,2 kilómetros en las Marchas de la Dignidad´. "En realidad ésta es una obra coral cuyo eje vertebrador está en el blog Cartes de Cuturrasu. Este blog fue el nexo con las familias y la retaguardia de todas las personas que participaron en la Marcha de la Dignidad de la columna asturiana, que caminaron del 1 al 22 de marzo del 2014 hasta Madrid. El libro ha sido prologado por Cándido González Carnero, que es un dirigente sindical del sector naval de Asturias. Después incluye cuatro artículos de fondo sobre la deuda, la vivienda, la renta básica y la Sanidad. Entre medias están los artículos del blog y las impresiones de una docena de caminantes. El epílogo lo ha escrito Diego Cañamero y las fotos son de Carlos Tuñón", explicó Miguel Ángel este domingo. Su libro, que ha sido publicado por la editorial Sangar, tiene un coste de 10 euros y, según aclara su autor, el 10% de las ventas está siendo destinado a los integrantes de las Marchas de la Dignidad.

Vídeo de la lectura del manifiesto

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta