últimoCero
 
Plataforma por el Arte en Vivo de Valladolid
Algunos de los asistentes a la reunión convocada por la Plataforma por la Música en Directo. Foto: L. Fraile

Nace la Plataforma por el Arte en Vivo para que Valladolid no se muera

"Se está criminalizando la actividad artística. Hay que aunar varios frentes: el legal, la calle y la opinión pública"
L. Fraile
Valladolid

“Debemos juntarnos todos teniendo un discurso claro y único. Lo que nos pasa es que no nos reconocen como interlocutores válidos. Lo que les duele es que esto salga en la portada de los periódicos, así que vamos a llenar la ciudad de carteles, vamos a hablar con el político que haga falta, pero vamos a solucionarlo haciéndoles ver que la Cultura no es sólo cosa de ellos”, decía Javier Carballo, cantante de Los Pichas.

Pasaban las seis y media de la tarde de hoy, 10 de marzo, cuando comenzaba una nueva reunión convocada por la Plataforma por la Música en Directo; esta vez con una asistencia de medio centenar de personas. Entre los reunidos, gente conocida de encuentros previos y algunas personas nuevas, tanto del ámbito musical como teatral, que acordaron conformarse dentro de una vía única: la Plataforma por el Arte en Vivo de Valladolid.

Diego Cano, cantante del grupo Lechazo, resumía en primer lugar el origen de la plataforma, incidiendo en su crecimiento en las redes sociales hasta las 1.200 personas y en el efecto llamada producido ante los medios de comunicación.

A continuación mencionaba la posibilidad de establecerse como asociación, a lo que sumaba algunas acciones ejecutadas: realización de carteles de apoyo (que ya pueden verse pegados en muchos bares), el intento de reunirse con un representante del Ayuntamiento y la suma de contactos.

También se aludía a otros encuentros producidos en los últimos días, como el de los encargados de Hostelería y el del colectivo de actores, así como las declaraciones efectuadas en los últimos días por el alcalde, Francisco Javier León de la Riva, en relación a la intención de ser menos beligerantes con las propuestas de las artes escénicas.

Entre medias se informaba de la propuesta surgida a través del Colectivo Rémora a través de la plataforma Change.org, encaminada a conseguir apoyos en modo de firmas para la modificación de la Ley de Espectáculos (por el momento hay más de setecientas reunidas).

En el ambiente había ganas de encontrar propuestas, puntos de presión, vías para arreglar la situación: entrar a formar parte de la Asociación de Salas de España, sacar licencias específicas de carácter puntual a cambio de una pequeña tasa, proponer medidas similares a lo que ocurre en países como Inglaterra y con las que contar con el permiso para la celebración de conciertos en locales de un aforo inferior a las 200 personas…

Algunas propuestas consisten en establecer grupos de trabajo por áreas, tener una nueva reunión contando con la ley en la mano para conocerla punto por punto o hacer un manifiesto de manera conjunta con otros colectivos.

“Se está criminalizando la actividad artística. Además de incidir en la parte legal, hay que hacer acciones de calle”, decía una persona. “Tenemos que aunar varios frentes: el legal, el de la calle y el de la opinión pública”, añadía otro.

Más información:

Petición de firmas

Noticias relacionadas:

OPINIÓN: Viva el alcohol, muera la cultura

Artistas contra la "caza de brujas"

La policía interrumple una actuación teatral en el Café Beluga

Medio centenar de músicos se reúnen para defender la música en directo

Los bares de Valladolid se reunirán para solicitar nuevas licencias musicales

Las redadas acaban con 13 años de conciertos en el Café Teatro

La policía interrumpe el concierto de Cañoneros en el Molonio 

Las actuaciones en vivo sobreviven en Palencia

OPINIÓN: Viva la corneta y el tamboril

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta