últimoCero
 
En la mesa, de izquierda a derecha: Juan Gascón, Nieves Fernández, Javier Gutiérrez y Jorge Riechmann.
En la mesa, de izquierda a derecha: Juan Gascón, Nieves Fernández, Javier Gutiérrez y Jorge Riechmann.

"Nos hemos acostumbrado a la barbarie"

Palencia recuerda a su filósofo más relevante: Paco Fernández Buey
Eduardo Salgado/últimoCero.
Palencia

"Nos hemos acostumbrado a la barbarie". Con este aviso terminaba Jorge Riechmann su exposición, en un acto donde se presentó ayer, jueves, día 9,  la Asociación Político Cultural Paco Fernández Buey, en la Casa Junco de Palencia.

Tras el filósofo y poeta Riechamann, Javier Gutiérrez, profesor de Economía en la UVa, habló de los años de Buey como profesor e investigador en la Universidad de Valladolid, así como sus experiencias durante años como amigo del pensador homenajeado.

Un año y medio después de la muerte del pensador y profesor universitario, Paco murió en agosto de 2012 en Barcelona, Palencia acoge el nacimiento de una asociación que pretende mantener el legado de su filósofo más relevante. Fernández Buey nació en la capital del Carrión en 1943, y aunque vivió la mayoría de su tiempo en Barcelona, “nunca perdió sus raíces palentinas”. Así lo expresó Nieves Fernández, hermana pequeña del filósofo.

Nieves comenzó las jornadas organizadas por la Asociación Político Cultural Paco Fernández Buey, recordando los momentos clave de su hermano, así como el vínculo que siempre mantuvo con Palencia. A las jornadas también asistió Charo, la hermana mayor. Nieves contó anécdotas como que Buey recibía una beca universitaria como las que “le gustan a Wert”, de esas que solo se dan con notas brillantes. O su detención en el año 76 en Palencia por asociación ilícita, con el correspondiente juicio ante el Tribunal de Orden Público.

La pasión de Paco por la poesía, con fijación por Góngora, o su afición al ciclismo desde niño, “cuando no tenía ni bici”, fueron imágenes que acercó Nieves al auditorio de la Casa Junco de la UVa, que ocupó las 100 plazas. Antes, Juan Gascón, concejal del ayuntamiento local por IU, y uno de los representantes de la nueva asociación, había ejercido de presentador.

Fernández Buey y la idea de barbarie

Conocida la faceta más personal del filósofo, Jorge Richmann esbozó las ideas básicas que hicieron del pensamiento de Paco, un exponente en nuestro país de compromiso social desde las ciencias humanísticas. “Para él la historia de las ideas nunca estuvo desvinculada de la historia social”, y completa, “siempre desde una mirada alejada del erudito”.

Hay dos libros fundamentales para entender la obra de Fernández Buey y, sobre todo, para adentrarse en el significado que las sociedades le dan al concepto de barbarie: La Gran perturbación y La Barbarie: de ellos y de los nuestros. “Barbarie y civilización son dos conceptos complementarios”, a lo que añade Richamann que “el civilizado necesita diferenciarse del bárbaro para reafirmarse”. Estas ideas giran en torno la preocupación de Paco por plasmar el “choque cultural” que desde el siglo XVI converge entre los europeos y los amerindios.

Según Riechmann, tres son las ideas que definen el concepto de barbarie en nuestra sociedad. Primero: consideramos al bárbaro como extranjero (herencia de Grecia). Segundo: lo relacionamos con la crueldad, y por último, lo asociamos al “primitivismo”. Tres notas conceptuales, en las que, como explica, “lo cruel y lo primitivo se vincula a la idea del otro”.

La exposición dio para mucho más, ya que la filosofía de Fernández Buey es abundante en obras y contenidos. El conflicto actual con la escasez de recursos naturales, que Riechmann calificó como malthusiano, o la relación de la barbarie con el desarrollo tecnológico y la marginación de la moralidad; completaron la ponencia. Junto, con nombres clave en la filosofía de Buey, es decir, su admirado Antonio Gramsci, y su maestro Manuel Sacristán.

Su paso por Valladolid

Si la hermana de Buey terminó emocionada su breve relato, Javier Gutiérrez reconoció que aún se le hacía duro y extraño hablar en público de su amigo y compañero. “Lee mucho a los buenos y trabaja mucho sobre los buenos”, con estas simples palabras cuenta Javier que Buey le contestó a su asombro, cuando descubrió la “gigantesca biblioteca con obras de Gramsci”, donde el propio Javier vio que “cada libro estaba repleto de multitud de notas entre sus páginas”.

Al repasar la obra y vida de su amigo, Javier elogia la coherencia de Buey: “ejemplo de comportamiento correspondido con lo que piensa”. Asimismo, recordó la etapa del autor de La Barbarie, como profesor en la UVa. Un período durante los años ochenta en la que venía desde Barcelona a la capital pucelana.

A parte de rememorar la vida del filósofo, Javier declara a este periodista, que lo importante de hoy es que “en la ciudad en la que nació y vivió su primera juventud, se toma esa vertiente práctica de Paco con la creación de una asociación que lleva su nombre”. Así como “hacer un esfuerzo” por dar a conocer la obra de este relevante humanista en su tierra.

Los siguientes eventos

Hoy, viernes 10, será el turno de Salvador López Arnal, profesor de Matemáticas en la UNED y articulista, en la presentación del libro póstumo de Paco, Para la tercera cultura. Un ensayo que continúa la inquietud del filósofo por aunar las ciencias y las humanidades. Le seguirá Jordi Mir, director del centro de estudios sobre movimientos sociales de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, institución donde Paco ejerció su cátedra desde 1993 hasta que falleció. Mir hablará de otro tema capital en la vida y obra del pensador; el pensamiento en los movimientos sociales.

Las charlas empezarán en el mismo lugar y hora: 18:30 en la Casa Junco.

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta