últimoCero
 
Los trabajadores acusados de un delito de atentado y faltas por desorden público. Foto: Carlos Arranz
Los trabajadores acusados de un delito de atentado y faltas por desorden público. Foto: Carlos Arranz

Nueva sentencia absolutoria para los cincos trabajadores acusados de atentado

El Fiscal había recurrido la absolución tras la vista oral celebrada en febrero, 5 años después de ocurridos los hechos
últimoCero
Valladolid

Una vez más el juzgado de lo Penal 1 de Valladolid ha vuelto a absolver a los cinco trabajadores acusados de un delito de atentado y faltas por desorden público por considerar que los hechos han prescrito, superados los plazos de los trámites judiciales.

Junto a Enrique Martínez fueron juzgados Teodoro Garrido, Dionisio Alonso, Anselmo Tamayo y Joaquín Isabel. Para éste último se pedía un año de prisión y dos meses por un supuesto atentado que al foinal se ha convertido en una simple falta y además, prescrita.

Esta nueva sentencia (00227/2013) se produce tras el recurso de apelación interpuesto por la Fiscalía tras dictar este juzgado una anterior sentencia absolutoria. La Audiencia Provincial resolvió el recurso solicitando que el Juzgado de los Penal 1 entrara en el fondo del asunto y dictara nueva resolución. ç

Y también esta nueva sentencia ha sido absolutoria. Los hechos ocurrieron la mañana del 29 de febrero de 2008, en las inmediaciones de la Plaza Mayor, donde había una exposición del Renault Modus y se celebró un acto de solidaridad con Enrique Martínez, que en ese momento era delegado sindical despedido por la multinacional francesa.

Según la sentencia, coincidieron “en la Plaza Mayor un grupo de personas que habían participado en una concentración de protesta ante la presentación de un vehículo Renault (por el despido del trabajador) y la llegada del Alcalde a las inmediaciones del Ayuntamiento en un vehículo con dos agentes de paisano”. Según indicaron los agentes 8535 y 8484 en el juicio oral un grupo de trabajadores se dirigió hacia el Alcalde insultándole por lo que el agente 8484 entró con el Alcalde en el Ayuntamiento, mientras que el 8535 permaneció en la calle y se dirigió al grupo que había “increpado” al alcalde.

Esta nueva sentencia apunta que “en la denuncia que da inicio a las diligencias, el agente 8535 señaló que el Sr. Isabel Carrión se abalanzó sobre él, ‘agarrándole por los brazos, rompiéndole incluso botones de su camisa, zarandeándole por la pechera y dándole finalmente un puñetazo en la cara’ siendo el agarrón de la pechera y el puñetazo en la cara la conducta que se atribuye al Sr. Isabel Carrión en el escrito de calificación del Ministerio Fiscal, pero en el plenario el testimonio del agente 8535 ha variado sustancialmente, ya que únicamente refiere que tuvo un forcejeo con el Sr. Isabel Carrión y que es en el transcurso de ese forcejeo cuando se causaron sus lesiones, negando que hubiera recibido un puñetazo directo del Sr. Isabel Carrión”.

“Atendiendo a las circunstancias en las que el hecho se desarrolla, ha de estimarse que se trata de una falta del artículo 634 del Código Penal y no de un delito de atentado como inicialmente pudo considerarse atendiendo a la inicial descripción realizada por el agente 8535”, apunta esta nueva sentencia, que como la primera, concluye que los hechos han prescrito.

Este segundo fallo del Juzgado de lo Pena 1 puede volver a ser recurrido en el plazo de 10 días.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Impugnada la sentencia que absolvió a cinco trabajadores

El juicio a cinco trabajadores desvela una chapuza judicial

Cinco trabajadores serán juzgados el martes por atentado y lesiones

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta