últimoCero
 

"Para salir de la crisis debemos ser capaces de generar una nueva fuerza social que ponga sobre la mesa los intereses nacionales"

Entrevista realizada por Óscar Carpintero, profesor de Economía de la UVA, a Juan Torres, catedrático de Economía de la Universidad de Sevilla.
últimoCero
Valladolid

Economista granadino. Escritor de multitud de libros y manuales sobre el ámbito económico y financiero. Y además, miembro del Consejo Científico de Attac España. Éste es Juan Torres, el reconocido catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla que no tiene pelos en la lengua para calificar de 'terrorismo financiero' la forma de actuar que tienen los grupos económicos que dirigen el orden mundial.

En su última obra 'Los amos del mundo. Las armas del terrorismo financiero', escrita junto a Vicenç Navarro, critica los estragos de la especulación de la actividad productiva, el dominio financiero de las empresas y el negocio actual con el petróleo y el cambio climático. Además, en este libro señala con el dedo a los bancos como los principales culpables de una crisis que cree que podría haberse evitado. Para ahondar en algunos de estos temas ha concedido esta entrevista a últimoCero.

últimoCero: ¿España debe luchar para mantenerse dentro del euro o debería pensar la posibilidad de salirse de la Unión Económica y Monetaria?

Juan Torres: Según está diseñada la Unión Económica y Monetaria, un país como España tiene muchísimas dificultades y tiene prácticamente cerrado el camino para lograr un progreso sostenible económica y socialmente. La razón se debe a que este organismo está mal diseñado. No es una auténtica Unión Monetaria porque carece de un verdadero banco central y tampoco tiene un mecanismo de reequilibrio. En definitiva, la Unión Económica es un espacio monetario concebido para que Alemania imponga su poderío económico y los intereses de sus grupos oligárquicos y financieros sobre el conjunto de Europa. Es por ello que España está maniatada en ese entorno. Lo que sucede es que cuando se da una situación grave, como la que estamos viviendo, viajar con las manos atadas es conducirse hacia el suicidio.

úC: ¿Entonces cuáles son las alternativas?

Partiendo de esta base, una de las alternativas podría ser salirse del euro, lo cual significaría que nos gobernaríamos a nosotros mismos. Evidentemente, y sobretodo en el inicio de ese gobierno se darían unas dificultades extraordinarias porque lógicamente el impacto inicial sería muy grande, aunque creo que a medio plazo o quizás a corto plazo (3 ó 4 años) esto nos permitiría retomar la situación

En cualquier caso, lo que deberíamos hacer es salirnos de la economía política del euro. Esto quiere decir que lo importante es tener la capacidad suficiente para decidir que se impongan políticas distintas. No creo que nos condujera a nada novedoso o positivo estar fuera del euro aplicando políticas neoliberales dominadas por las viejas oligarquías españolas. Lo importante no es si vamos a estar dentro o fuera.

De la única manera que vamos a estar mejor es si somos capaces de generar una nueva fuerza social que ponga sobre la mesa los intereses nacionales y la necesidad de recuperar la creación de actividad productiva. En definitiva, que no se sometan los intereses generales a los intereses de grupos oligárquicos. Ésta es la condición sinecuanum para empezar a hablar de dónde se está en la actualidad. Lo importante es pensar en cómo se genera esta mayoría social y qué tipo de horizonte es el que nos puede ofrecer.

Juan Torres, catedrático de Economía de la Universidad de Sevilla, durante la conferencia 'Hay Alternativas'. Foto: C. Arranz.Juan Torres, catedrático de Economía de la Universidad de Sevilla, durante la conferencia 'Hay Alternativas'. Foto: C. Arranz.

úC: Dentro de esta estrategia de recuperación. ¿Qué margen existe para restablecer un sistema financiero con una base pública potente y un sistema bancario con un respaldo importante de los poderes públicos?

JT: Yo creo que dentro de este campo posiblemente haya más posibilidades que en otros. Porque por ejemplo dentro de la Unión Monetaria sería factible nacionalizar empresas - aunque no sería fácil -, crear bancas públicas como hay en otros países, disponer de fuentes novedosas de creación de recursos financieros e incluso se podría pensar en fórmulas mucho más avanzadas como la creación de centrales de depósitos. Por lo tanto, yo creo que capacidad de maniobra tenemos, y además ya es hora de que dejemos de decir que: "Europa no nos deja. Dentro de Europa no se puede". Eso no es verdad. Europa no nos obliga a quitar el impuesto de patrimonio. Europa no nos obliga a renunciar al impuesto de sucesiones. Europa no nos obliga a hacer reformas fiscales reaccionarias. Europa no nos obliga a darle 10.000 millones de euros a la iglesia católica. No es verdad que hay cosas que España está haciendo que sean imposiciones de Europa. Y tampoco es verdad que Europa nos ate completamente las manos. Ya es hora de romper con este mito y de que esto se deje de usar como excusa para imponer las políticas que le interesan a los grupos de poder de España.

úC: Hay una parte de la población que piensa que el rescate puede ser la situación que nos alivie, mientras que otra mayoría cree que el rescate puede ser una solución que nos lleve a peor. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

JT: En cierta manera ya estamos rescatados. Lo importante es que la gente tiene que saber que no se va a producir el rescate de España, eso es mentira. En todo caso, se va a rescatar a los bancos franceses y alemanes que prestaron a los bancos españoles, los cuales entregar dinero a empresas y familias españolas. Es más, con las políticas que se aplican en situaciones de rescate los países no suelen salir adelante, así que en vez de rescatarnos nos van a hundir más. Por eso, la ciudadanía española debe oponerse claramente al rescate y a lo que hay detrás de él, lo cual significa que la sociedad en su conjunto haga suya una deuda que es de unos pocos. La deuda que es de unos pocos que la paguen unos pocos.

úC: ¿Qué dos elementos deberían formar parte de una alternativa económico-social para revertir esta situación?

JT: Yo creo que en primer lugar la justicia porque sin justicia las sociedades y las economías funcionan peor. En segundo lugar, respeto a las leyes naturales, porque las economías y las sociedades no pueden funcionar sino respetamos las leyes que gobiernan el medio ambiente y la naturaleza en la que nos encontramos. Y yo creo que a partir de aquí, lo demás en cierta medida es secundario porque el resto es la creación de unas políticas fiscales adecuadas para que regulen que el dinero no lo pueda crear el interés privado, que no podemos vivir de riqueza virtual porque tenemos que poner en primer lugar la creación de esa riqueza material que satisfaga las necesidades humanas.

Tampoco podemos entender que lo fundamental es que crezcan unos indicadores monetarios porque eso no tienen nada que ver con el buen o mal vivir de los seres humanos. Por eso, yo creo que esos modos más concretos de hacer políticas diferentes implican finalmente que nosotros como seres humanos pensemos y nos comportemos también de otra manera asumiendo que no somos una pieza inerte de los mecanismos sociales sino que éstos se ponen en movimiento en la medida en la que nosotros mismos, individual y colectivamente, contribuimos de una manera activa y decisiva a lo que está ocurriendo a nuestro alrededor.

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta