últimoCero
 
Dos mayores en un parque de Valladolid. Foto: C. Arranz
Dos mayores en un parque de Valladolid. Foto: C. Arranz

Un tercio de los usuarios de la Teleasistencia se dan de baja tras el cambio de adjudicatario

La oposición achaca el descenso a la incertidumbre que creo el traspaso del servicio de Cruz Roja a la empresa privada Clece, la oferta más económica, pero una de las peor valoradas
últimoCero
Valladolid

El servicio de Teleasistencia municipal de Valladolid ha perdido a casi un tercio de sus usuarios después de que el Ayuntamiento decidiera no renovar el contrato con Cruz Roja y apostara por adjudicárselo a la empresa Clece, perteneciente al grupo ACS del conocido empresario Florentino Pérez.

Si el año pasado eran 3.590 las personas que se beneficiaban de este servicio que venía prestando con gran calidad la ONG Cruz Roja, hoy sólo 2.484 los atendidos por la nueva empresa adjudicataria, que se hizo con la prestación del servicio al presentar la mejor oferta económica, pese a ser una de las peores valoradas en el concurso convocado por el Ayuntamiento.

IU achaca este “notable descenso” en el número de usuarios a “todo el proceso de cambio de contratista”, que generó “una enorme incertidumbre entre los usuarios debido a la deficiente información ofrecida por parte del Ayuntamiento”, Y es que llama poderosamente la atención que este significativo descenso en el número de usuarios se haya producido precisamente ahora, cuando la aportación que deben realizar para poder disfrutar de él se ha reducido.

“Esta es una prestación básica para la salud de miles de personas mayores que no puede verse disminuida por los recortes económicos que en materia social está llevando a cabo el Ayuntamiento de Valladolid”, sostienen los concejales de IU, que vuelven a reclamar a la Concejalía de Familia y Binestar Social “que fije unas líneas rojas que bajo ningún concepto puedan traspasarse a la hora de atender las necesidades básicas de las personas”, especialmente las mayores, que “están sufriendo importantes recortes en la atención que reciben en la Ayuda a Domicilio, en los Centros de Personas Mayores y en el propio servicio de Teleasistencia”. 

Tras conocer los datos referidos al número de bajas en el servicio, el Grupo Municipal Socialista también ha criticado la fuga de clientes del servicio que no se duda en calificar como “preocupante”. La concejala socialista Rafaela Romero se pregunta por qué los mayores abandonan los servicios públicos en busca de otros que se ofertan a nivel privado, y qué calidad se está ofertando, puesto que “hay usuarios que prefieren pagar más a quedarse y cuidar su bolsillo”.

“Nadie da duros a cuatro pesetas y nuestros mayores lo saben, porque está claro que a menos precio, menos o peor servicio, algo que al Ayuntamiento parece no quitarle el sueño”, afirma Romero tras recordar que frente a las explicaciones ofrecidas por la concejala (que los que abandonan son los usuarios con rentas más altas, entre 8.000 y 12.000 euros al año) ella se cuestiona si ésas pueden considerarse “rentas altas”: “Si las personas eligen calidad y no eligen servicios públicos, la conclusión clara es que no debemos ahorrar en esto”, indica.

“Mala interpretación”

El equipo de Gobierno del PP, sin embargo, considera que “los grupos políticos de la oposición han realizado, de manera intencionada, una mala interpretación de los datos facilitados” sobre el servicio de teleasistencia en la comisión de Cultura, Bienestar Social y Participación Ciudadana, celebrada esta mañana ya que “están comparado los datos de usuarios que utilizaron el servicio a lo largo de 2012, es decir, un número que se va incrementando con los nuevos usuarios de cada mes, con el número de usuarios que han utilizado el servicio en un mes concreto, en este caso, en agosto de 2013”.

“Tras el cambio de empresa adjudicataria del servicio en el mes de abril, un número (SIC) de usuarios ha preferido que el servicio se lo prestara Cruz  Roja, en lugar de continuar con el servicio público ofrecido por el Ayuntamiento. En este caso, la decisión de estos usuarios nada tiene que ver con la calidad ofrecida por una u otra empresa, ya que quienes se han dado de baja, no han utilizado el servicio prestado por la nueva empresa adjudicataria. Lo que sí podemos decir es que, esta empresa cumple con los mismos estándares de calidad del servicio que la anterior, que son los solicitados por el Ayuntamiento al contratar con una u otra y, por lo tanto, el Ayuntamiento sigue garantizando la calidad del servicio de teleasistencia, respetando, en todo caso, las decisiones individuales de sus usuarios”, apunta en un comunicado el equipo de Gobierno del PP.

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta