últimoCero
 
La manifestación, a su paso por la Bajada de la Libertad. Foto: Gaspar Francés
La manifestación, a su paso por la Bajada de la Libertad. Foto: Gaspar Francés

Valladolid se moja contra los cierres de Lauki, Dulciora y Printolid

La multitudinaria manifestación contra las deslocalizaciones empresariales injustificadas consigue movilizar a cerca de 2.000 personas
últimoCero
Valladolid

Cerca de 2.000 personas se han mojado hoy (literalmente y en sentido figurado) contra los cierres de Lauki, Dulciora y Printolid que dejarán en la calle a más de 300 trabajadores en Valladolid. “A partir de ahora se abre un apartado nuevo en la historia de Valladolid. Los fatídicos anuncios de cierre han provocado el nacimiento de un germen de autoprotección entre los compañeros y compañeros” de las fábricas afectadas, se dijo al término de una manifestación en la que los trabajadores han contado con el respaldo de partidos políticos y sindicatos.

Poco antes de las 12, a las puertas de la factoría de Lauki, en la Avenida de Santander, no llovía, jarreaba. Se llegó a plantear, incluso, una posible suspensión de la movilización. Sin embargo, finalmente, la multitudinaria comitiva se puso en marcha sin importarle la intensa lluvia y el cielo acabó concediendo un respiro.

“Lactalis (propietaria de Lauki) sobráis, arruináis lo que compráis”, rezaba la pancarta firmada por UGT, CCOO y CGT que abría la manifestación y tras la cual se situaron, además de los representantes de los comités de empresa de Lauki y Dulciora, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, el presidente de la diputación, Jesús Julio Carnero, los secretarios regional y local del PSOE, Luis Tudanca y Javier Izquierdo, el diputado de Ciudadanos, Francisco Igea, el presidente del Grupo Municipal del PP, Antonio Martínez Bermejo, concejales de Valladolid Toma la Palabra, PSOE, PP y Sí se Puede, así como los secretarios regionales de CCOO (Ángel Hernández) y UGT (Faustino Temprano).

A la cola de la manifestación se sumaron los trabajadores de Printolid, la rotativa de El Norte de Castilla que pretende cerrar el Grupo Vocento.

Gritos contra el cierre de Lauki, Dulciora y Printolid y, pitos, muchos pitos, consiguieron llamar la atención de numerosos transeúntes que acabaron por sumarse a la protesta.

En la manifestación, como ya ocurrió días atrás en otra concentración de apoyo en Fuente Dorada, se consintió la participación de varios integrantes del partido de ultra derecha, Democracia Nacional, portando pancartas xenófobas como “Democracia Nacional con el obrero español”. El secretario general de Podemos en Valladolid, Daniel García, indignado como otros muchos con la presencia en la manifestación de los filonazis, intentó sin éxito que los sindicatos organizadores de la protesta les expulsaran.

Su negativa provocó que todos los que caminaban tras el reducido grupo, comenzaran a gritar “nativa o extranjera, la misma clase obrera” o “con fascistas, no nos manifestamos”, a la vez que aminoraban la marcha para separarse de ellos. Los agentes de la policía que acompañaban a los manifestantes, incluso, se colocaron detrás de ellos a modo de escolta cuando arreciaban las críticas contra su presencia en la manifestación.

Finalmente, los manifestantes, sin que se registrara incidente alguno, llegaron a la Plaza Mayor, donde, a los pies de la fachada del Ayuntamiento, se desplegaron las pancartas contra el cierre de Lauki, Dulciora y Printolid y se procedió a dar lectura a un manifiesto que, aunque en un principio estaba destinado únicamente a censurar el cierre de Lauki, acabó adaptándose sobre la marcha para mencionar a todas las empresas afectadas.

“No es posible que en este país se consientan actuaciones como las que hoy tenemos encima de la mesa y no se debe permitir que grandes multinacionales expolien nuestro capital humano, obtengan ingentes beneficios, desmonten el chiringuito y desaparezcan sin más, dejando por el camino un reguero de deslocalización territorial condenando a la pobreza”, se dijo en un manifiesto en el que se calificaron los cierres anunciados como “un atentado” contra los trabajadores afectados.

“Vamos a trabajar en todos los frentes para revertir esta situación y para ello fomentaremos el impulso que haga confluir a todas las fuerzas necesarias para conseguir nuestro objetivo: no al cierre, no a las deslocalizaciones y sí al mantenimiento de los puestos de trabajo”.

Pasadas las 13,30 horas, la manifestación se dio por concluida en la Plaza Mayor cuando, una vez leído el manifiesto, los trabajadores de las distintas empresas afectadas por los cierres posaban con sus pancartas frente a la fachada del Ayuntamiento.

 

Bodegas Hiriart - Cigales

 

Formulario de búsqueda

 
Presentación | El equipo | Videos de Apoyo | Suscríbete | Contacta